Adiós a las víctimas de Duisburgo

Tarragona despide a las dos fallecidas en la Loveparade

Cabizbajos y con el dolor oculto tras gafas de sol, familiares, amigos y cientos de estudiantes despidieron ayer en Tarragona a las dos españolas de 22 años fallecidas el pasado día 24 en la avalancha de la Loveparade de Duisburgo (Alemania). Los funerales de Marta Acosta y Clara Zapater, que acudieron a esa fiesta de despedida de su beca Erasmus, se celebraron en la intimidad, el silencio y el duelo colectivo en sus ciudades natales.

El funeral de Acosta se ofició por la mañana en Cambrils y la ceremonia de Zapater, por la tarde, en Tarragona, aunque los lamentos fueron muy parecidos. "Cuesta pasar página tras un accidente tan absurdo", lamentó Carlos, de 22 años y compañero de facultad de Acosta. "La imagino todavía de beca, en Alemania", dijo Cristina, amiga y vecina de Zapater. A ambas ceremonias acudieron representantes de todas las instituciones.

Los restos mortales de Clara Zapater, a la salida de la iglesia de Sant Pau de Tarragona.
Los restos mortales de Clara Zapater, a la salida de la iglesia de Sant Pau de Tarragona.EFE
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS