Camps pone en marcha la campaña, pese a las advertencias de Madrid

Sánchez de León deja Justicia y Administraciones Públicas

Francisco Camps aprovechó ayer un acto interno de partido, convocado oficialmente para hacer un balance de gestión de sus siete años al frente de la Generalitat, para lanzar un desafío más a la dirección nacional del PP. Si el pasado lunes María Dolores de Cospedal, secretaria general de los populares, advertía que las candidaturas, en la Comunidad Valenciana, incluida la de la Generalitat, tendrían que esperar a que la justicia se pronunciara sobre los numerosos casos de corrupción que afectan a los populares, ayer Camps respondió con el nombramiento del Comité de Campaña en una extraña convocatoria de la Junta Directiva Regional.

El acto de ayer estaba previsto para, una vez más, reforzar la autoestima del presidente del Gobierno valenciano y atacar a Rodríguez Zapatero. Cerca de 500 personas, la mayoría de ellas cargos públicos, acudieron a una convocatoria realizada bajo el lema Cumplimos 2003-2010. Pero antes de arrancar con los discursos previstos, Camps decidió in situ realizar una convocatoria extraordinaria de la Junta Directiva, toda vez que la mayoría de sus miembros estaban presentes.

La Consejería de Administraciones Públicas será para Gerardo Camps

El Palau de la Música de Valencia se reconvirtió por instantes en una sede del PP valenciano y Camps anunció su comité de campaña con sorpresa incluida. La consejera de Justicia y Administraciones Públicas y portavoz del Consell, Paula Sánchez de León fue nombrada coordinadora general, pero para dedicarse plenamente a su nueva tarea, hoy dejará de ejercer sus funciones en dos de sus áreas: Justicia y Administraciones Públicas, que se redistribuirán, previsiblemente entra las consejerías de Gobernación, Solidaridad y Ciudadanía y la vicepresidencia Económica. Pero seguirá como portavoz del Consell.

El nombramiento de Sánchez de León ha sido acogido con estupor entre los cuadros del PP y supone un revés para el vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, que ocupó ese cargo en 2007.El golpe de efecto del presidente de la Generalitat provocó tanta sorpresa como malestar en diferentes sectores del PP. Su decisión de nombrar a Paula Sánchez de León, que seguirá manteniendo las competencias en lo que respecta al área de relaciones externas, además de la portavocía, fue calificado como "una ocurrencia más de Camps que no soluciona nada". En algunos sectores del PP preocupa y no poco el calendario judicial que se avecina y se pone en cuestión la capacidad de Sánchez de León -"una persona sin experiencia alguna y sin peso en el partido", en opinión de una fuente del PP- para hacer frente a todos los retos que tienen por delante los populares con todos sus dirigentes regionales y provinciales, con la excepción de Alfonso Rus, inmersos en causas judiciales.

El desplazamiento del cargo de coordinador de campaña del vicepresidente primero del Consell también fue motivo de algunas reflexiones ácidas. Diferentes cargos del PP consultados coincidieron en señalar que la marginación de Vicente Rambla es otro aviso de Camps hacia su vicepresidente por no haber defendido con suficiente arrojo a su jefe ante la opinión pública. Pero no solo Rambla aparece en la lista de los marginados, aunque se le haya compensado ligeramente con el cargo de coordinador de candidatos junto a Gerardo Camps. Rafael Blasco, de cuya lealtad difícilmente se puede dudar, seguirá como coordinador del programa electoral. El mismo puesto que ocupaba hace cuatro años. Sus méritos, según estas fuentes, no han sido reconocidos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El pleno del Consell abordará en su reunión de hoy el ajuste interno derivado del nombramiento de Sánchez de León. Gerardo Camps, a quien hace poco se le daba por defenestrado, se hará cargo de Administraciones Públicas, mientras que Justicia podría recalar en Serafín Castellano, consejero de Gobernación, o en el área de Solidaridad y Ciudadanía que ostenta Rafael Blasco.

Francisco Camps justificó su decisión afirmando que para ganar las próximas elecciones municipales y autonómicas hay que "tener las mejores listas y para ello hay que hacer un comité electoral. Y como habéis dicho que sí que estamos en una Junta Directiva Regional, pido que avaléis, si os parece bien, la propuesta que os voy a hacer de Comité Electoral". Dicho lo cual, dio la lista, que todos aclamaron.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS