Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Grec cierra su mejor edición en años con 120.000 espectadores

El festival de verano de Barcelona registra una ocupación del 65%

No ha habido crisis para el Grec. El festival de verano de Barcelona cierra el domingo su mejor edición en años con 120.020 espectadores, 8.863 de ellos correspondientes a espectáculos gratuitos, y una ocupación del 65%. Un balance que su director, Ricardo Szwarcer, calificó ayer de "fuera de lo común" y que no quiso atribuir únicamente a que en época de crisis la gente se refugia en el ocio. "El público discrimina y valora y ha apreciado la calidad de la mayor parte de las propuestas", analizó Szwarcer.

En el año en el que el exotismo de Japón desembarcó en el Grec como país invitado, el festival ha registrado un crecimiento de 26.316 espectadores más que el año pasado. El balance de los espectáculos de pago es de 111.157 espectadores, de los que 101.181 pasaron por taquilla, un 4% más que en 2008.

De los 65 espectáculos de la programación, que se inauguró el 13 de junio con la versión de Carme Portacelli del Prometeu de Esquilo visto por Heiner Müller, 16 agotaron las entradas. Por géneros, la oferta musical (77%) y la de danza (66%) son las que más han atraído al público. En teatro, con una ocupación media del 60%, ha triunfado la obra de Alfredo Sanzol Delicades, interpretada por la compañía T de Teatro, en cartel en el Poliorama hasta el domingo, con 13.176 espectadores, seguida por El almuerzo en casa de los Wittgenstein, en el Romea, con 9.928.

Los 11 espectáculos del Panorama Japón registraron un 81% de ocupación con 12.214 espectadores. Un éxito inesperado que el director del Grec atribuyó al hecho de incluir en la oferta la "mirada local" de creadores como el coreógrafo y bailarín Cesc Gelabert en Ki y el director de teatro Joan Ollé en Nô. El año próximo el Grec, que sufrirá un ya anunciado recorte presupuestario por la crisis, tendrá a Francia como país invitado.

Pero no todo ha ido bien en esta edición del festival de verano de Barcelona, los espectáculos familiares han pinchado, con solo 4.278 espectadores y un 54% de ocupación, porcentaje que en el caso de de la ópera Amb els peus a la Lluna, una de las grandes apuestas del Grec, disminuye hasta el 43%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 2010