Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El SIP de Bancaja, Caja Madrid y sus socios recibe el respaldo sindical

Los consejos de las entidades financieras prevén aprobar hoy la 'fusión fría'

Comisiones Obreras, el sindicato mayoritario en el Sistema Institucional de Protección (SIP) que integran Caja Madrid, Bancaja y otras cinco entidades, dio ayer su respaldo al proceso de fusión fría tras haber recibido garantías de que se llevará a cabo sin medidas "traumáticas" para las plantillas. El sindicato consideró, además, que la fórmula asegura "la mejor viabilidad" de las entidades y permitirá que cumplan con su función social.

La unión dará lugar a una entidad con 30.000 empleados, de los que 27.000 provendrán de las cajas. Los cálculos realizados hasta ahora prevén la supresión de cerca de 3.800 puestos de trabajo. CC OO espera que puedan encauzarse a través de prejubilaciones, bajas incentivadas y reducciones de horario. Si no hay sorpresas, los consejos de administración de las siete cajas aprobarán hoy el SIP, mientras que las asambleas generales deberían ratificar el acuerdo a mediados de septiembre.

CC OO afirma tener garantías de que las 3.800 bajas previstas serán voluntarias

La fusión fría, en la que también participan Insular de Canarias, Rioja, Segovia, Ávila y Laietana, dará lugar a la primera entidad comercial de España. Recibirá 4.465 millones de euros en ayudas del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), cantidad coherente con el resultado del test de estrés al que se han sometido las entidades financieras europeas, del que el SIP de las siete cajas no salió entre los mejor parados, aunque tampoco hizo saltar ninguna alarma.

CC OO es mayoritario en la suma de todas las entidades y también en el Grupo Bancaja (en el que está integrado el Banco de Valencia). No así en Bancaja, donde es superado por el Sindicat Autònom de Treballadors d'Estalvi, que se posicionó en contra del SIP al inicio del proceso, pero que ayer expresó una postura más cautelosa. El sindicato consideró "positivo" que las cajas hayan convocado para hoy por la tarde a los representantes de los trabajadores a una reunión en la sede de Caja Madrid para trasladarles la información sobre los acuerdos, al tiempo que lamentó que la cita no incluya la constitución de la mesa que debe negociar las condiciones laborales de la fusión.

Comisiones Obreras también pidió una rápida convocatoria de la mesa. Y marcó como objetivo la "armonización" de las condiciones laborales de los empleados de las distintas entidades. Las diferencias salariales entre las cajas alcanzan el 25%, señaló en Valencia José María Martínez, secretario general de la Federación de servicios financieros de CC OO. Los empleados de Caja Madrid, los más antiguos de Bancaja y los de Insular se sitúan en la parte alta.

Cada caja absorberá a los trabajadores de su área natural de influencia, mientras que unos 5.000 trabajadores pasarán a integrase en la sociedad central del SIP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 2010