Tres gobiernos del PP apoyan la petición de Facenda

El frente común que preveía armar la Xunta en su cruzada por el aplazamiento de los anticipos a devolver del sistema de financiación autonómica se quedó ayer en una protesta formal del PP a través de las comunidades de Valencia, La Rioja y Castilla y León en el Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado en Madrid. La conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, mostró su decepción tras el encuentro con la ministra de Economía, y citó el "apoyo explícito" de dichas comunidades populares, tras haberse descolgado Extremadura y Andalucía.

"Una vez más se nos dice que las modificaciones que planteamos forman parte de una ley orgánica, y que no va a volver a estudiarse un posible cambio", lamentó la titular de Facenda. "La ministra Salgado nos ha dicho que ni se plantean modificaciones ni cambios en los plazos", aseguró. Y añadió: "Todas las comunidades hemos reclamado medidas financieras de impacto, como se nos había prometido de cara a la celebración de esta reunión".

A su entrada a la reunión, la titular de Facenda mostró su satisfacción por el hecho de que otras comunidades, en este caso socialistas, como Andalucía y Extremadura, se hubieran sumado inicialmente a la petición de aplazar la devolución de los anticipos recibidos en 2008 y 2009 del sistema de financiación autonómica. Finalmente, ambas comunidades no solicitaron el cambio formalmente.

Durante un año

Fernández recordó que la Xunta lleva un año solicitando la prolongación de los plazos marcados por el Gobierno. "Entonces, ya se tenía una previsión de las liquidaciones negativas correspondientes a Galicia", dijo, que se ha agravado conforme se ha deteriorado la situación económica, hasta sumar los 2.584 millones en anticipos a devolver.

"En su momento se denegó esta petición y, concretamente, se presentó una enmienda en el Senado que fue apoyada tanto por el PP como por el BNG, pero que fue votada en contra por el PSOE", advirtió la conselleira. Antes de la reunión, la portavoz de Facenda del grupo socialista, María José Caride, aseguró que la política financiera del Gobierno gallego es "incoherente, lo que debilita el argumento" en que se apoya su petición. Caride, sin embargo, aseguró que los socialistas gallegos respaldarán esta reclamación si existe un compromiso "serio", informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 28 de julio de 2010.