Reportaje:Teatro

Pou, 'heredero' de Lina Morgan

El actor y director barcelonés se hace cargo de la dirección artística del Teatro La Latina de Madrid para convertirlo en un puente entre las dos ciudades

José María Pou es desde ayer el director artístico del Teatro La Latina, uno de los coliseos más emblemáticos de Madrid, cargo que compaginará con la dirección del Teatro Goya de Barcelona, al frente del cual está hace dos años. La noticia alegró, y mucho, a las gentes de la escena, pertenecientes a un mundo en el que el actor y director, gran conocedor del teatro musical y del anglosajón, es respetado y admirado como uno de los grandes valores del teatro contemporáneo español.

Nacido en Mollet del Vallès (Barcelona) hace 65 años, Pou se formó en Madrid, ciudad en la que trabajó incansablemente con los más grandes desde la década de los años sesenta del pasado siglo. A finales de los ochenta, además, alternó su trabajo entre Barcelona y su ciudad de adopción. Al actor y director le gustaría que sus compañeros de profesión vivieran una experiencia similar. Entre ceja y ceja tiene el empeño de que haya un trasvase entre creadores de las dos ciudades, "hayan nacido donde hayan nacido", y de los dos teatros, que a partir de ahora regirá.

"Quiero estrenar un espectáculo musical una vez hayamos fidelizado al público" "Hemos pasado la travesía del desierto y vuelve la palabra de los grandes"

La empresa Focuspenta, formada por dos conocidas productoras, Focus y Pentación Espectáculos, es la nueva propietaria del Teatro La Latina después de comprarle el coliseo a Lina Morgan, actriz, productora, empresaria y directora de este espacio en las últimas décadas. Muchos pensarán erróneamente que entre Morgan y Pou hay pocas cosas en común, pero el caso es que comparten desde siempre dos grandes pasiones que llenan sus vidas de manera compulsiva: la adicción al trabajo y el amor por el teatro musical. "Lógicamente sueño, si no en esta primera temporada, en la siguiente o en la tercera, con hacer un gran espectáculo musical, para seguir y homenajear la línea de este teatro, y por supuesto estoy abierto a la posibilidad de una zarzuela, que es nuestro gran musical a la española", afirma José María Pou, quien confesó que por encima de todo había dos cosas que le hacía mucha ilusión abordar en esta nueva aventura: "Una, poder estrenar un espectáculo musical una vez hayamos fidelizado a un público, y otra, estrenar una obra de un autor español y vivo, y que fuese un éxito... A lo mejor ahora alguien la está escribiendo en este momento".

Mientras, sus líneas generales de programación se decantan por un teatro de rigor y calidad, con clara inclinación anglosajona y sobre todo de texto: "Hemos pasado la travesía del desierto y por fin vuelve la palabra de los grandes autores al escenario", dice el actor. De hecho, esta nueva etapa se inicia el 13 de septiembre con la representación de una obra dirigida por él mismo, La vida por delante, de Romain Gary, con un reparto encabezado por Concha Velasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de julio de 2010.