Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Valldigna exige el nuevo instituto

Padres y alumnos protestan ante Educación contra el curso en barracones

Un centenar de alumnos y padres de La Valldigna (Valencia) se concentraron ayer a las puertas de la Consejería de Educación, en Valencia, para denunciar que ante los retrasos en la construcción del instituto público, la única solución que ha ofrecido el departamento que dirige Alejandro Font de Mora ha sido recolocar a los alumnos en barracones y dividir a los estudiantes en dos turnos. Los de Secundaria irían de ocho a tres de la mañana y los de Bachillerato, de tres de la tarde a diez de la noche. Armados con vuvuzelas y pancartas, las diez asociaciones de padres de Benifairó, Simat y Tavernes de la Valldigna recordaron que la Administración educativa ha aplazado la apertura del nuevo centro a enero de 2011, pese a que debía estar acabado el pasado mes de junio.

La primera respuesta de la consejería ante la protesta fue: "No os vamos a recibir". La insistencia de los manifestantes, que llegaron a las once de la mañana, obligó, sin embargo, a la secretaria autonómica de Educación, Concha Gómez, a recibir a dos representantes de los padres pasadas las dos de la tarde.

Hasta ahora, los alumnos de La Valldigna cursaban los dos primeros cursos de Secundaria en alguno de los seis centros públicos de Primaria de la zona. Para el próximo curso, sin embargo, la consejería obliga a los cerca de 300 alumnos que acabaron este año la Primaria a matricularse en algunos de los dos "masificados" centros de Tavernes.

La propuesta de alumnos, padres, directores y alcaldes es que los alumnos cursen los dos primeros cursos de Secundaria en el colegio mientras el nuevo centro siga en obras. Aseguran, además, que a falta de otra solución, no matricularán a sus hijos en La Valldigna y optarán por llevarlos a otros centros como el de Xeraco o el de Alzira.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de julio de 2010