Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ESTADOS UNIDOS | SUDÁFRICA 2010 | España vista desde fuera

ESPAÑA, con ñ

Que el diario USA Today titulase ayer en su portada "ESPAÑA" da la medida de cómo se ha vivido en Estados Unidos el Mundial que ha alzado al equipo de Vicente del Bosque a la gloria. España, escrito en mayúsculas y con la ñ bien puesta. Era el colofón a un mes de fiebre futbolística en un país que parecía inmunizado a los goles. Bien, eso se acabó. Los estadounidenses están oficialmente enfermos de fútbol.

El soccer ha picado a los norteamericanos; les ha sorprendido; les ha divertido y les ha cautivado. En bares en Minnesota o en terrazas en Santa Fe, nuevos amantes del fútbol daban rienda suelta a su nueva pasión: gritar gol. Con el partido de España con Holanda, ese cortejo adquirió el domingo las dimensiones de todo lo que los ciudadanos de este país asocian con España: fiesta, fiesta, fiesta. Hasta el mítico Empire State de Nueva York se teñía de rojo y amarillo en honor a los campeones.

Esos dos colores dominaban ayer los periódicos de mayor tirada de EE UU -e incluso acapararon titulares en informativos de la televisión, con conexiones en directo con Madrid para que los norteamericanos supieran cómo se celebran los triunfos en España-. Cierto es que al virus futbolero ha ayudado el hecho de que un equipo sin grandes pretensiones como Estados Unidos avanzara en la competición mientras otros grandes como Italia o Francia se quedaban por el camino. Un total desconocido como el jugador Landon Donovan se convirtió en héroe nacional tras marcar en un agónico final frente a Argelia: 1 a 0. EE UU estaba dentro de los octavos de final.

El The New York Times era explícito en su titular: "España, en la cima del mundo". The Washington Post hablaba de "clamorosa celebración" y elegía una foto de la Plaza de España de Barcelona para su portada. El influyente The Wall Street Journal resumía la jornada así: "Un gol, dos destinos: España reina, Holanda agoniza".

"De parte de la Casa Blanca, muchas felicidades por el triunfo", dijo a la prensa Mike Hammer, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, que vio el partido en la residencia del embajador de España en Washington, Jorge Dezcallar. "¡Quien estuviera hoy en España!", declara a este periódico Elizabeth Jurewicz. "Allí saben jugar y celebrar". Quien estuviera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 2010