El secreto de Málaga 2016

La ciudad presenta el último día su candidatura a capital europea de la cultura

In extremis. Hasta el último día de plazo esperó la organización de Málaga 2016 para formalizar su candidatura a la capitalidad europea de la cultura. Por delante quedan dos meses y medio hasta que a finales de septiembre se presente el proyecto ante el comité de selección que decidirá si la ciudad reúne los requisitos para albergar el evento, al que aspiran otras 14 ciudades españolas, entre ellas Córdoba.

Hasta entonces parece que el contenido del programa seguirá siendo un misterio. Como dejó claro ayer el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), "no hay que dar pistas a la competencia antes del examen final".

Por lo pronto, la organización depositó ayer en la Subdelegación del Gobierno 20 ejemplares del proyecto que, en principio, prevé una inversión de 70 millones de euros. Una cifra que tampoco está cerrada porque, según adelantó el presidente de la Fundación Málaga Ciudad Cultural, Juan López Cohard, en la rueda de prensa tras la entrega del proyecto, "la crisis puede obligar a hacer algún recorte".

La ciudad busca repetir el éxito de ciudades como Madrid, Salamanca o Santiago de Compostela que en 1992, 2000 y 2002, respectivamente, ya ostentaron la capitalidad. La competencia, sin embargo, parece que va a ser dura. Ciudades como San Sebastián, Cáceres, Burgos, Segovia o la misma Córdoba también han presentado sus proyectos.

Ante una posible rivalidad entre las dos ciudades andaluzas, el consejero de Cultura, Paulino Plata, trató ayer, con diplomacia, de aliviar cualquier tensión. Desde Córdoba, aseguró el apoyo de la Junta a las dos candidaturas y aprovechó para recordar al comité que "al sur le toca" ser sede europea de la cultura, informa Efe. De la Torre también apostó por Córdoba en caso de que no sea Málaga, pero advirtió de que la malagueña es "una apuesta ganadora".

El acto de presentación de la candidatura en el Ayuntamiento, al que también acudieron el presidente de la Diputación, Salvador Pendón, y la subdelegada del Gobierno, María Gámez, entre otros representantes de la organización, estuvo plagada de menciones a la victoria de España en el Mundial de Sudáfrica. Gámez apeló al sentimiento de unidad que demostró La Roja para animar a la ciudad a conseguir el objetivo propuesto y el presidente de la Fundación advirtió de que Málaga empieza ahora el verdadero partido y el camino hacia la gran final.

Si la ciudad logra pasar el corte y resulta preseleccionada, lo que se sabrá durante la primera semana de octubre, tendrá otros nueve meses para desarrollar y afinar el proyecto.

Bajo el eslogan de Ciudad Infinita, la organización ha estructurado el programa en siete ejes temáticos en alusión a los siete días de la semana y a los colores del arcoíris. Desde el arte callejero al de más alto nivel, la organización pretende aglutinar todas las formas de expresión artísticas en numerosas actividades, sobre las que ninguno de los presentes quiso dar detalles.

De la Torre sí prometió, sin embargo, aprovechar la candidatura para convertir las "heridas" y los excesos urbanísticos cometidos en la Costa del Sol malagueña en oportunidades. De hecho, según resumió el presidente de la fundación, uno de los ejes temáticos del programa, con el nombre de Edificando jardines, tratará de conectar las zonas verdes con las zonas de ladrillo.

A la espera de que el comité dé su veredicto y se conozca el contenido del proyecto, por ahora, como dijo López Cohard, sólo queda preguntar al pulpo Paul quién se va a llevar el gato al agua y esperar a que se cuele en la caja malagueña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 13 de julio de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50