Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CÓRNER SUDAFRICANO | Sudáfrica 2010

España convierte a los paganos

Desde comienzos del Mundial he estado trabajando en una encuesta poco científica, pero muy barata para este diario (coste: cero), con el objetivo de establecer la respuesta a la pregunta del millón (o una de ellas): ¿con qué selección, llegada la hora de la verdad, irán los sudafricanos?

A primera vista, la conclusión está muy clara. Con Ghana. Esto es lo que me han dicho, entre muchos otros, un amigo con el admirable nombre de Ngwako Machete, que trabaja para la televisión estatal, y el ex ministro de inteligencia del Gobierno sudafricano y antiguo guerrillero por la libertad, Ronnie Kasrils, que cuando no hay un Mundial a la vista es un fanático (como Osama Bin Laden y otros ilustres) del Arsenal.

Llegada la hora de la verdad, ¿con qué selección irán los sudafricanos? El panorama es difuso

Se reconocen en la mezcla racial de Brasil, otro "país del arco iris"; pero admiran el 'jogo bonito' de España

"Verás como toda Sudáfrica explota cuando Ghana venza a Uruguay y llegue a semifinales", dijo Kasrils, que es blanco. Mis amigos sudafricanos blancos, la mayoría de ellos progres que en su día se opusieron al apartheid, todos dicen lo mismo. Según me cuentan, incluso los no necesariamente tan progres empresarios blancos, van con Ghana también.

Yo tengo mis dudas. La obligación del encuestador es no solo acumular datos sino interpretarlos. Tengo la impresión de que la posición biempensante, la de muchos blancos que anhelan ser reconocidos como auténticos africanos, y no como europeos exiliados, consiste en apoyar a los hermanos del Norte. En cuanto a Ngwako, pertenece a la elite intelectual negra, donde también existe cierta presión social para expresar solidaridad con el continente.

El panorama entre los sudafricanos de a pie parece ser, en cambio, más difuso y complejo. Hay un factor que el encuestador, se trate de intención de voto en una elección o de elegir el equipo favorito en un torneo de fútbol, nunca debe de despreciar. El deseo de la gente de alinearse con el ganador. Ghana no va a ganar el Mundial. Entonces, ¿quién cree la gente que alzará el trofeo en Johanesburgo el 11 de julio? Hoy por hoy, Brasil.

Por eso creo que este es el candidato de verdad de las masas sudafricanas. Tengo tres argumentos a favor. Una, todos mis amigos biempensantes reconocieron que su segunda selección era la brasileña. Dos, los sudafricanos se reconocen en la mezcla racial del equipo de Brasil, otro "país del arco iris". Tres, un dato muy revelador que me pasó un amigo periodista: las camisetas que más se están vendiendo en las calles, con mucha diferencia, son las canarinhas de Brasil. El periodista, un viejo profesional que no deja que las tonterías del corazón o los tópicos del colectivo afecten su juicio, me dijo que "sin ninguna duda el equipo internacional número uno de los sudafricanos es Brasil". Y España, ¿qué? La causa no está perdida. En el caso de que llegase a la final tengo motivos para pensar que una buena proporción de los nativos irán con La Roja.

Primero porque he estado en Sudáfrica nueve veces en el último año y medio, he recorrido el país de arriba abajo, y me he quedado gratamente sorprendido ante la cantidad de gente, pobres y ricos, que conocen y admiran a los jugadores españoles. Segundo, porque si España sigue demostrando el nivel que se vio contra Portugal, e incluso va a más, los sudafricanos que entienden de fútbol se volcarán con los de Del Bosque. Nadie, mucho menos el Brasil de hoy, juega el jogo bonito como la mejor España. Tercero, y muy interesante: ayer por la mañana recibí un correo electrónico de un amigo blanco con el siguiente mensaje: "Siendo un pagano que no ama el fútbol, España anoche me hizo entender por primera vez por qué todo el mundo está loco por el deporte: demostraron un nivel técnico que fascinó a este devoto del rugby". Por último, acabo de darme un paseo por una calle muy acudida de Johanesburgo. Le pregunté a 10 personas, todas negras, con quién iban en el Mundial. Dos dijeron Ghana; cinco, Brasil; y tres, España. ¿Por qué España? "Porque juega mejor que los demás". Amén.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 2010