Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ibex 35 lidera las caídas de las Bolsas en su peor primer semestre

El selectivo baja un 5,4% y acumula un retroceso del 23,3% en el año

Un tobogán. Los mercados cierran un semestre de fuertes pérdidas y alta volatilidad. El miedo de los inversores está castigando con especial dureza a los activos españoles. Solo las Bolsas de Grecia y China lo hacen peor que la española en la primera parte del año. La tónica bajista se acentuó ayer: el temor a una nueva crisis bancaria, justo cuando acaba el plazo para devolver los préstamos al Banco Central Europeo (BCE), las dudas acerca del crecimiento de la economía china, y una caída de la confianza del consumidor estadounidense mayor a la esperada sembraron de rojo los mercados. El Ibex perdió un 5,45% y a falta de lo que ocurra hoy en la última sesión semestral acumula un descenso del 23,28% desde enero. Las compañías del selectivo han visto evaporarse casi 80.000 millones de euros de capitalización en el peor primer semestre de la historia del Ibex.

Hay dudas sobre el crecimiento chino y la solvencia financiera en la UE

Esta vez no ha bastado el perfil internacional de las empresas españolas para evitar el varapalo. "Si miramos hacia atrás, llevábamos seis años batiendo al resto de Bolsas. Ahora la situación se ha invertido, pero no porque nuestras compañías hayan dejado de ser punteras, sino por la percepción de riesgo-país", explica Ignacio Cantos, director de renta variable de Atlas Capital.

A corto plazo la atención del mercado se centra en la salud de los bancos. Las entidades europeas deben devolver mañana al BCE un total de 442.000 millones de euros al finalizar el programa extraordinario de financiación. Tras un periodo de barra libre de liquidez a un año, el plazo de los préstamos será por un periodo de tres meses. La cantidad que soliciten las entidades al banco central será una prueba de su dependencia del dinero oficial.

Las pérdidas han sido generalizadas entre los valores cotizados en el semestre, siendo especialmente significativas en bancos y constructoras. Entre los valores del Ibex 35 solo tres logran revalorizaciones en 2010: Iberia (gana un 25,4%), Inditex (8,7%) y Criteria (2,5%). Por su parte, las mayores pérdidas se dan en Sacyr Vallehermoso (-47,1%), FCC (-39,9%), y Gamesa (-38,5%). Los valores de mediana y pequeña capitalización lo han hecho menos mal que los pesos pesados del mercado. El índice Ibex Médium Caps retrocede un 17,3% en el semestre y el Ibex Small Caps un 17,7%.

"En los mercados conviven dos fuerzas enfrentadas", describe Joaquín Casasús, director general de Abante Gestión. Por un lado están los aspectos que deberían dar soporte a las Bolsas. "Estaríamos hablando de unos resultados empresariales razonablemente buenos, una coyuntura económica mundial de moderado crecimiento y unas valoraciones aceptables", señala. Estos factores, sin embargo, no son suficientes de momento para contrarrestar los lastres. "Las amenazas se concretan en un posible recalentamiento de la economía china, en el impacto que los cambios en el sistema financiero puedan tener en el crédito y la liquidez y, sobre todo, en la crisis de la deuda pública", añade Casasús.

La falta de confianza en los activos españoles se ha trasladado también al mercado de renta fija. Tras el estallido de la crisis griega, los inversores pusieron en cuarentena la salud de las cuentas públicas de otros países del sur de Europa, especialmente Portugal y España. La rentabilidad del bono español a 10 años -que se mueve de forma inversa a su precio- ha pasado del 3,978% de comienzos de año al 4,609% actual y la prima de riesgo con respecto al bono alemán se ha disparado. Este rendimiento extra que exige el mercado a nuestra deuda llegó a ser de 221 puntos básicos el pasado 16 de junio, su máximo en 14 años. Tras las medidas de austeridad anunciadas por el Gobierno el spread se relajó algo (llegó a caer hasta los 169 puntos), pero en las últimas sesiones ha vuelto a crecer situándose en 205 puntos.

En tiempos de zozobra los inversores suelen llevar su dinero a los refugios por excelencia. Si en renta fija los fondos han aterrizado en la deuda alemana, en el mercado de divisas el dólar se ha beneficiado de la crisis económica y política de Europa, apreciándose un 17% frente al euro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 2010