Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guinea vive sin incidentes sus primeros comicios libres

Guinea celebró ayer sus primeras elecciones democráticas desde su independencia de Francia, en 1958. No se ha informado de incidentes, tampoco hay datos sobre el resultado. El general Sekuba Konate, al frente del Gobierno militar, ha cumplido. Había prometido traspasar el poder a los civiles y que ningún miembro de su Administración se presentaría a los comicios.

Guinea ha tenido dos dirigentes principales: el padre de la nación, Ahmed Seku Touré, hasta su muerte en 1984, y Lassana Conté, fallecido tras una larga enfermedad en 2008. Tras su muerte, el capitán Musa Dadis Camara se hizo con el poder. En diciembre de 2009 sufrió un misterioso atentado y fue apartado del poder en favor del general Konate.

Guinea es un país complejo. Principal productor mundial de bauxita, limítrofe con Sierra Leona, Liberia y Costa de Marfil, tiene una peligrosa división étnica: mandingas, susus y fulanis. Los primeros controlan el Ejército (Touré y Konate): los segundos, la administración (Conté), y los terceros, la economía. El riesgo de guerra civil es elevado, como se demostró en septiembre durante una marcha opositora y cuya represión (150 muertos) supuso la caída de Camara.

Los grandes favoritos en los comicios de ayer son los ex primeros ministros Cellou Dalein Diallo y Sidya Touré, y el eterno opositor Alpha Conde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de junio de 2010