Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ MARÍA URQUÍA | Director de la Real Sociedad Bascongada

"Queremos abrir la Sociedad a los ciudadanos"

José María Urquía será nombrado hoy nuevo director de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País en un acto que se celebrará en el Palacio Insausti de Azkoitia. No es la primera vez que este médico dirige esa institución nacida al amparo de la Ilustración en el siglo XVIII. Ya lo hizo entre 2001 y 2003. Esta vez lo afronta con ilusión renovada por abrir la Sociedad a los ciudadanos y generar un espacio de reflexión en torno a las humanidades.

Pregunta. ¿Cuáles serán sus retos como director?

Respuesta. Es un momento ilusionante e inquietante. Me gustaría que el Palacio de Insausti sea una realidad para la sociedad, que el Instituto Xabier de Munibe sea un punto de referencia para todos los estudios internacionales del siglo XVIII, que no lo hay en España, y convertirlo en referente en Europa. Como novedad, quisiera que las humanidades tengan un espacio relevante, porque hace falta. Tenemos muchos centros tecnológicos, pero no un centro humanista donde se discuta la realidad de la sociedad. Además, convocaré una asamblea para pulsar la situación de la Sociedad, los puntos débiles y los puntos fuertes y ver cuál es el mensaje que proyectamos a los ciudadanos.

P. Da la sensación de que traciende poco su trabajo y que la Real Sociedad Bascongada peca de hermética.

R. Es verdad, tenemos poca repercusión mediática. La Sociedad siempre ha mantenido un perfil discreto, pero eficaz. En el siglo XVIII fuimos pioneros con las ideas de la Ilustración; en la Guerra Civil fue el único lugar donde se pudo escribir en euskera y hemos recuperado a figuras históricas como Barriola, Marañon, entre otras muchísimas cosas. Hacemos lo que tenemos que hacer, pero no mediatizados y sin intereses partidistas. Y eso, queremos mantenerlo.

P. ¿Y el hermetismo?

R. La Sociedad quiere preservar un poco ese sentido de academia o de institución que incorpora a personas sin intereses particulares y buscando el bien general de forma altruista. Queremos abrir la Sociedad a los ciudadanos, por ejemplo, a través de conferencias con temática atractiva dentro del proyecto Insausti Zabaltzen, en colaboración con la Kutxa, para impulsar nuestro trabajo. Pero preservando los aspectos que tenemos como institución académica, que no va reñido con difundir nuestros pensamientos.

P. ¿Sus proyectos responden a las inquietudes de la sociedad?

R. Debería de ser así, aunque no sé si la sociedad no debería de mirarnos más a nosotros, porque podemos aportar pensamientos, ideas y nuestra forma de trabajar sin escándalos, sin estridencias y con cierta serenidad. Ser un lugar de encuentro y de reflexiónpara la sociedad.

P. ¿Cómo se financian?

R. Con cuotas anuales de 50 euros de los mil socios que somos en los tres territorios históricos, Madrid y México. Además de las ayudas de las instituciones, solicitamos financiación para los seminarios. Mi sueño es que al menos el Instituto tenga una financiación estable. Con 40.000 euros sería suficiente.

Perfil

José María Urquía (San Sebastián, 1956) trabaja como médico del Ayuntamiento de San Sebastián. También es profesor de Historia de la Medicina en la UPV, asignatura que le apasiona enseñar a sus alumnos. En la primera clase les enseña que, si conocen la evolución de las cosas, pueden reflexionar sobre el camino que toman. Le gusta la lectura y cualquier actividad sosegada siempre en torno a su gran pasión: las humanidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 2010

Más información