Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Se planteó de repente; entraremos más adelante"

Nadie pone en entredicho que la escuela debe embarcarse en un proyecto plurilingüe. Todos los colegios, públicos y concertados, consultados ayer por este periódico defendieron la necesidad de que sus estudiantes aprendan idiomas más allá de los dos oficiales en Euskadi.

Sin embargo, los recursos y el tiempo han sido las variables que han hecho que muchos no presenten un proyecto trilingüe a Educación. La viceconsejera Marian Ozcáriz explica que la escasez de candidaturas de centros públicos se debe sobre todo a los ritmos más lentos en la toma de decisiones en este ámbito por su estructura y por su jerarquía. Directores de centros que no han presentado su candidatura aducen: "Se ha planteado de repente, sin tiempo para reaccionar, pero entraremos más adelante". El departamento difundió la iniciativa el pasado marzo, pero la orden que permitía presentar las candidaturas no se publicó hasta mayo. Responsables del colegio Odón de Apraiz de Vitoria explican: "Estamos saturados; hay escasez de profesorado".

"Solo lo postergamos hasta que podamos asumirlo", afirma una directora

"No estamos descartando el marco trilingüe; solo lo estamos postergando hasta que podamos asumirlo en el centro", explica una directora de Guipúzcoa. Varios centros concertados explican que han tenido que adaptar iniciativas que ya estaban en marcha, por lo que admiten que el camino que han recorrido es más corto que el de las escuelas públicas.

Ana Eizagirre, de la Confederación de Padres de la Escuela Pública, apunta que una razón para que los centros públicos no hayan participado en el nivel en que se esperaba es que hay padres que dudan de si el marco trilingüe garantizará el aprendizaje de euskera. Educación ha puesto como condición para los centros que tanto su claustro como las familias de los entre 1.600 y 2.000 estudiantes que participen se hallen de acuerdo. Si los padres se niegan, motivados por esas dudas, el centro no puede presentarse, según Eizagirre.

Esta responsable de la Confederación también muestra su preocupación ante la formación del profesorado de cara al nuevo modelo trilingüe: "No queremos que los profesores aprendan a la vez que los alumnos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 2010