Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ANDRÉS CUARTERO | Jefe del equipo de psicólogos | Tragedia en Castelldefels

"Los afectados lo superarán, pero lo recordarán siempre con dolor"

Andrés Cuartero, psicólogo de 49 años, coordina el equipo especializado que atiende a los supervivientes y familiares de las víctimas de Castelldefels. Cuartero advierte de que "no hay fórmulas mágicas" para superar el dolor en estos casos. Lo mejor, apunta, es que las personas se sientan arropadas por sus seres queridos. La misión de los psicólogos es escuchar, dar apoyo y facilitar la información a los allegados de las víctimas. "Hay que ir dando la información que se tiene de manera paulatina. Las personas tienen desconocimiento, y un cierto nivel de bloqueo. Están en estado de shock e incrédulos. Debemos acompañarlos y frenar las interpretaciones y distorsiones que puedan hacerse respecto al hecho", asegura Cuartero, que añade que los afectados buscan "montarse una película para cambiar el resultado final. Piensan en cualquier cosa que lo hubiera evitado".

La angustia de familiares y amigos se acrecentó al carecer de un registro de fallecidos durante las primeras horas. Las características de la verbena de San Juan, habitualmente una larga noche de fiesta en Cataluña, complicaron más la situación: "Hay miles de jóvenes que van a las playas, no cogen el teléfono... Todo esto genera una alarma social importante".

Un centenar de personas se acercaron al centro de atención, que contaba con un equipo permanente de ocho psicólogos. Estos también se encargaron de recibir los testimonios y a otros profesionales que acudieron al lugar de los hechos. Uno de los afectados requirió atención especial: el conductor del tren que atropelló a las personas que cruzaron las vías. "Pasará por las reacciones habituales, pensará cómo podía cambiarlo", resume Cuartero.

Las familias deberán vivir ahora el duelo para convertir el hecho en un recuerdo que las personas "llevarán en su mochila toda su vida". "Enfrentar y trabajar todo el proceso de duelo les llevará tiempo. Lo superarán, pero lo recordarán siempre con dolor".

El equipo de emergencias se irá retirando y los psicólogos se reunirán para intercambiar sus experiencias. "Hemos oído historias muy duras, y nadie queda inalterable", apostilla Cuartero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 2010