Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Maureen Forrester, contralto canadiense

Destacó como intérprete del repertorio de Mahler, Bach y Händel

La de contralto es la más grave de las voces femeninas, un raro y escaso registro de voz que poseía la canadiense Maureen Forrester, quien durante cuatro décadas sobresalió como intérprete de concierto, en especial en el repertorio de música antigua, con Bach y Händel a la cabeza, y el posromántico, erigiéndose en referencia en la interpretación de Mahler de la mano del director de orquesta Bruno Walter, discípulo del compositor austriaco. Forrester murió el pasado miércoles, 16 de junio, a los 79 años en su casa de Toronto a causa de complicaciones de la enfermedad de Alzheimer.

La más pequeña de cuatro hermanos, Maureen Forrester nació en Montreal (Canadá) el 25 de julio de 1930 en el seno de una familia humilde de origen escocés e irlandés. A los 13 años dejó el colegio para empezar a trabajar como recepcionista y secretaria, lo que le permitió financiarse sus estudios de piano y canto. Empezó cantando como soprano hasta que a los 17 años su profesora Sally Martin descubrió su verdadera tesitura de contralto. Prosiguió su formación con el tenor británico retirado Frank Rowe y con el barítono Bernard Diamant, a quien siempre consideró su más importante profesor.

en su discografía figura la primera grabación de 'El pessebre', de Casals

Debutó profesionalmente en 1951 cantando con el Coro Eldar de Montreal y protagonizó su primer recital en solitario en 1953 organizado por la asociación de Juventudes Musicales de su ciudad natal. Protagonizó diversas giras por Europa que, a principios de 1955, la llevaron a debutar en España, donde posteriormente, hasta la década de 1990, se la pudo escuchar t en Madrid, Canarias o Barcelona.

Forrester emprendió una brillante carrera por los cinco continentes y aunque también cantó ópera, centró su repertorio en el género del concierto y el recital convirtiéndose en referente en la interpretación de la música de Mahler. Cantó con las mejores orquestas y bajo la dirección de algunas de las más respetadas e importantes batutas. También hizo incursiones en el repertorio del musical y la canción popular, que se reflejan en su extensa discografía, en la que figura la primera grabación del oratorio en catalán El pessebre, de Pau Casals, bajo la dirección del propio compositor y mítico violonchelista, registrada en Puerto Rico en 1972.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de junio de 2010