Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Revela Oleiros muestra la infancia maltratada en todo el mundo

La mirada tras las rejas de un adolescente condenado a tres años de cárcel en Sierra Leona por no poder pagar un soborno de 7,5 euros a la policía. Dos vietnamitas sonrientes sosteniéndose sobre los muñones de las piernas que no tienen por las secuelas del agente naranja, el defoliante que EE UU usó para intentar que la selva no cobijase al Vietcong. Bandas de niños peleándose por el control del vertedero que les sirve de sustento cerca de Kabul. Estas son algunas de las imágenes de la "mirada crítica al mundo" que es el certamen anual Revela Oleiros, en palabras de la presentadora del acto inaugural, Carmen García Rodeja, y que desde ayer ocupan el parque José Martí de Santa Cristina (Oleiros). "Queremos llevar la muestra al corazón de los vecinos", dijo el alcalde, Ángel García Seoane.

La quinta edición se titula Morrer de infancia y las imágenes reflejan una niñez muy distinta de la de las criaturas que frecuentan el parque de esta zona residencial junto al mar. Son la cosecha de 25 fotógrafos de todo el mundo, entre ellos el vasco Fernando Moleres, ganador de la beca de 12.000 euros del pasado año. 93 fotos que retratan otras tantas situaciones dramáticas, desde Vertedero 2.0 (del británico Andrew McConnell), que muestra a los niños en un vertedero africano que acoge millones de equipos informáticos desechados en el primer mundo, hasta Vaqueros tóxicos (del sudafricano Robin Hammond), que denuncia las consecuencias en Lesotho del agua contaminada por fábricas de vaqueros de marcas semejantes a las de los usuarios del parque.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de junio de 2010