_
_
_
_
_

Educación sufragará el cambio de libros al castellano

El Decreto do Plurilingüismo obliga a desechar miles de textos

Una vez aprobado el Decreto do Plurilingüismo, la Consellería de Educación se encontró con un problema con el que no parecía contar: miles de alumnos tenían libros de texto en gallego, procedentes del sistema de préstamo del bipartito, que ya no les servirán el próximo curso, puesto que matemáticas, tecnología, física y química pasan a impartirse obligatoriamente en castellano.

La oposición cifró en 130.000 los textos desperdiciados por el decreto, ante lo que Educación contestó que estaban estudiando medidas. Las anunció ayer en una comisión parlamentaria el director general de Centros y Recursos Humanos, José Manuel Pinal. "Además de las ayudas a la gratuidad que ya se concedieron el pasado año, este curso se otorgarán ayudas específicas para las personas que tengan que comprar estos libros en castellano para adaptarlos al Decreto do Plurilingüismo, aunque la cuantía de las subvenciones se determinará según la situación de cada centro", explicó.

Habrá ocho nuevos ciclos de FP, que se podrá impartir en lenguas extranjeras

Puso como ejemplo tercero de Primaria, curso en el que hay que impartir las matemáticas en castellano cuando antes eran en gallego. Los padres podrán solicitar una ayuda para un nuevo libro. En segundo de ESO, en que las matemáticas y tecnología deben impartirse en castellano, habrá que cambiar dos libros, por lo puede haber subvención para ambos textos.

En la misma comisión del Parlamento, también se conocieron ayer novedades sobre la Formación Profesional (FP). El director general de Educación, José Luis Mira, anunció que se crearán ocho nuevos ciclos formativos, y que se podrán impartir en lenguas extranjeras. Se podrá hacer gracias a un decreto que prepara la Xunta y que Mira esbozó ayer: "Buscará más flexibilidad en la oferta y adaptarse a las necesidades de las personas y el sistema productivo".

Para ello, explicó que Educación incorpora a la FP "áreas prioritarias: lenguas extranjeras, tecnologías de la información y la comunicación y prevención de riesgos laborales". Con el nuevo modelo se establece la posibilidad de recibir formación a distancia y semipresencial que complete la ordinaria, así como obtener el carné profesional acreditando una determinada experiencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los portavoces de la oposición, Guillermo Meijón (PSdeG) y Carmen Adán (BNG), le recriminaron haber cambiado el modelo de FP, que reduce las cuotas mínimas de alumnos para impartir ciclos formativos. Si antes el mínimo en las ciudades eran ocho alumnos, ahora se pasa a 12. En las zonas rurales el cambio es de seis a ocho.

Esto se hace, según Mira, para no desperdiciar recursos. Rechazó la acusación de discriminar al rural, ya que "también se eliminan ciclos en las ciudades". El director general de Educación explicó que los criterios para dejar de impartir esta oferta se basa, no sólo en el último curso, sino en varios años. También aseguró que en algunos centros, paa mantener ciclos, se matriculaban alumnos que después no asistían a clase.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Pablo Linde
Escribe en EL PAÍS desde 2007 y está especializado en temas sanitarios y de salud. Ha cubierto la pandemia del coronavirus, escrito dos libros y ganado algunos premios en su área. Antes se dedicó varios años al periodismo local en Andalucía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_