La cooperativa Abacus veta un juego fabricado en Israel

Abacus, una de las cadenas de libros, juguetes y papelería más populares de Cataluña, se ha sumado al boicoteo al Estado de Israel. La cooperativa ha decidido retirar de sus estanterías el Rummikub, un juego de mesa fabricado por la empresa israelí Lemada Light Industries que se vende, con gran éxito, en más de 50 países de todo el mundo. "Como cooperativa, observamos lo que ocurre y debemos ser sensibles a las situaciones sociales", explicó ayer a este diario el responsable del área de participación de Abacus, Quim Sicília, para justificar el veto al Rummikub.

Los colectivos de apoyo a Palestina aplaudieron la iniciativa de Abacus. Estos grupos promueven el boicoteo de todas las exportaciones israelíes, en especial, desde el asalto militar a la flotilla de activistas que pretendía llegar a la franja de Gaza y que se saldó con nueve muertos.El Rummikub es un sencillo y viejo juego de números, apto para todas las edades e ideal para jugarlo en familia. Lo ideó, allá por la década de 1930, Ephraim Hertzano. Desde entonces, se han vendido más de 50 millones de unidades -cada año salen tres millones de la fábrica de la compañía, en el desierto del Néguev- que lo han convertido en la exportación lúdica número 1 de Israel. Su valor educativo, resaltan sus defensores, está fuera de toda duda. También, de la de Abacus. "Lo hemos tenido porque, desde el punto de vista pedagógico, es muy interesante", puntualizó Sicília.

La cooperativa niega presiones de grupos propalestinos para retirar el juego

La cooperativa catalana ha esperado a que se agotaran las existencias de Rummikub -que se vendía por unos 40 euros- para rescindir el contrato con Hasbro, la compañía norteamericana que distribuye el producto en España. Pero rechazar las acciones del Gobierno de Israel es una cosa, y dejar a los clientes sin su Rummikub es otra muy distinta. Por eso, Abacus ha decidido "buscar el producto en otro sitio".

Lo ha encontrado en China, donde el régimen dictatorial aplica la pena de muerte y cercena la libertad de expresión. De allí procede el mismo juego (en realidad, una imitación llamada Rummi) que desde ahora se puede encontrar en los 34 establecimientos de la cooperativa; la mayoría, ubicados en Cataluña.

El responsable de participación de Abacus no pudo precisar en qué momento se retiró el Rummikub israelí de las estanterías, ni si fue antes o después del asalto a la llamada flota de la libertad, el 31 de mayo. Sicília aseguró, no obstante, que la decisión de la cooperativa fue independiente y rechazó que sea fruto de las presiones de grupos propalestinos.

Estos colectivos reivindican para sí el "éxito" que supone el veto al juego de mesa. "La decisión no nace de un apoyo espontáneo a la campaña de boicoteo a Israel", asegura el colectivo Boicot Preventivo, sino a las "presiones" a las que ha sido sometida Abacus en los últimos meses. Según el colectivo, diversos jóvenes han realizado concentraciones ante establecimientos de la cooperativa para denunciar que allí se vendían productos fabricados en Israel, lo que habría movido a sus responsables a actuar. El veto tiene pocas posibilidades de afectar a un producto consolidado alrededor del cual se organizó, el año pasado, el séptimo "campeonato del mundo de Rummikub" en Marbella.

Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS