Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias de la crisis

Aguirre pone en marcha un recorte salarial mayor que el del Gobierno

Madrid extiende la rebaja de sueldo a empresas, entes y fundaciones públicas - A los altos cargos se les reduce la nómina un 10% en 2010

A Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, le gusta dar ejemplo. Si el Gobierno sube los impuestos, ella los baja. Si el Ejecutivo de Zapatero anuncia un plan de ajuste ella presenta otro más austero. Ayer lo volvió a demostrar. Su consejero de Hacienda, Antonio Beteta, detalló el contenido de la norma que recortará el sueldo a los funcionarios de la Comunidad de Madrid. Su afán ahorrador ha ido más lejos que el previsto en el real decreto de reducción de sueldos públicos del Gobierno central que estaba obligado a cumplir.

Además de rebajar los sueldos a los cerca de 150.000 funcionarios regionales, al personal docente de colegios y universidades públicas de la región, Aguirre amplía la reducción al personal laboral (unos 25.000 trabajadores) de todas las empresas públicas y fundaciones participadas por el Ejecutivo regional. El consejero de Hacienda señaló: "Se ha extendido la reducción [del 5% para la mayoría de los trabajadores y del 8% para los altos cargos] al conjunto del sector público de la Comunidad. Tiene que afectar a todo el sector público, incluidas las empresas y fundaciones".

El plan regional supone un ahorro de 400 millones de euros al año

Cuando entre en vigor la norma, en julio, los empleados del Canal de Isabel II, Metro, Mintra y Telemadrid... verán menguados sus sueldos. El Gobierno nacional, por su parte, dejó fuera del recorte a los trabajadores de empresas públicas como Renfe, RTVE o Efe, aunque su intención es que también les afecte la minoración salarial.

El proyecto de ley, que será tramitado por vía de urgencia, incluye una rebaja del sueldo de la presidenta regional del 15%, el 10% para el vicepresidente y los consejeros y del 9% para los viceconsejeros. El resto de altos cargos se dejarán un 8% en la nómina a partir de julio. A esto habría que añadir la rebaja salarial del 2% que Aguirre aprobó en 2009 y aplica este año. El sueldo de la presidenta está homologado con el de los secretarios de Estado a los que el decreto estatal les rebaja el salario un 10%. Al resto de miembros de su Gobierno se les recorta el sueldo en función de la norma estatal que prevé reducciones entre el 10% y el 5% en función de las categorías de los altos cargos.El proyecto de ley de reducción de sueldos a empleados públicos que ayer desgranó el consejero de Hacienda regional, Antonio Beteta, supondrá un ahorro de unos 400 millones de euros al año. La medida supondrá una reducción en el sueldo de Aguirre de 1.086 euros al mes. Los consejeros verán como su nómina mensual se reduce en 666,57 euros y los directores generales tendrán rebajas de 486 euros.

Aún así la presidenta regional cobrará más (89.643 euros) que el presidente del Gobierno de España (78.185 euros), puesto que su nivel salarial está equiparado al de los secretarios de Estado. Y estos cuentan con diferentes complementos salariales en sus retribuciones.

Una de las diferencias de la norma regional respecto al real decreto estatal consiste en la reducción del 8% del sueldo de todos los directivos de las empresas, entes, fundaciones y consorcios públicos. "Todos aquellos que cobren más que la presidenta tendrán rebajas del 15%", precisó Beteta.

El proyecto de ley presentado ayer por el Ejecutivo regional se adapta al real decreto aprobado el mes pasado por el Gobierno central. Esta norma prevé que un funcionario del grupo A que alcanza el máximo nivel retributivo se le reduzca la nómina un 6,2%. La rebaja para un empleado público del grupo B es del 5,4% y del 4,5% para los mejor remunerados del grupo C (administrativos). Los funcionario de este grupo con salario más bajo tendrán una minoración del 2,9%. A los conserjes, con el nivel laboral más bajo, no se les tocará su salario básico. Además, el Gobierno regional también aplicará una reducción del 5% para los complementos salariales (incentivos, libre disposición...).

La tijera también afecta al personal laboral que trabaja para la Comunidad de Madrid. Estos sufrirán una reducción salarial del 5%. Aunque como sus condiciones laborales están sujetas a negociación colectiva, será la empresa y los trabajadores los que decidan como se reparte la rebaja. Tendrán que decidir cuanto se rebaja a cada cargo. "Lo razonable es aplicar de entrada una reducción a cuenta hasta que se culmine la negociación colectiva y se concrete en cada caso", señaló ayer el vicepresidente regional, Ignacio González, quien precisó que "cada empresa decidirá cómo aplica la normativa". Esta reducción no se aplicará al personal laboral que cobre menos de 1,5 veces el salario mínimos interprofesional, precisó el consejero de Hacienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de junio de 2010