Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:ÍNTIMO MUNDIAL | Sudáfrica 2010 | La otra mirada

"Ahora sí"

El fútbol es el fútbol porque en este juego, a veces, el malo puede ganar al bueno. Un equipo inferior puede ganar a uno superior; y esa convicción fundada de que a un único partido cualquier resultado es posible es lo que llena los estadios de todo el mundo.

Ese es uno de los mayores atractivos del Mundial: que pasada la primera fase, cada partido es una final y cualquier cosa puede ocurrir. Para ganar un Mundial hay que jugar muy bien, por supuesto; pero además, hay que tener suerte. O si lo prefieren, no tenerla mala.

Es verdad que al final siempre gana uno de los buenos, pero no necesariamente el mejor. Holanda no ganó en el 74, Brasil no ganó en el 82. España ganó la Europoca de 2008, pero previamente pasamos por una tanda de penaltis contra Italia. Podíamos haber caído y hubiéramos seguido siendo el mejor equipo del campeonato.

España puede ganar este Mundial. Y puede hacerlo precisamente ahora por la misma razón por la que no podía hacerlo en ocasiones anteriores. Porque ahora sí somos, de forma indiscutible, uno de los buenos, si no el mejor. Porque, ahora sí, tenemos a varios jugadores españoles entre los 10 mejores del mundo. Porque, ahora sí, somos un equipo reconocible que sabe a lo que juega. Se lo debemos en gran parte a un tal Aragonés y a su no menos inteligente y sabio sucesor.

Ahora sí podemos ganar el Mundial, aunque podría ocurrir que no lo ganáramos. Pero dos cosas sabemos con seguridad: que lo que hagamos, lo haremos jugando bien; y que, cualquiera que sea el resultado final, el 11 de julio España seguirá siendo de los buenos equipos del mundo, si no el mejor. Y a disfrutar y sufrir, que, como dijo el gran Boskov, fútbol ser fútbol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 2010