Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SUDÁFRICA 2010 | España

Pedrito suma y sigue

Después de marcar su primer gol con la selección al tercer encuentro, el delantero mejora su contrato con el Barça hasta 2015, punto y seguido a un año enorme

En el minuto 39, el martes, en la Nueva Condomina murciana, Pedro González, Pedrito, sustituyó a Iniesta. Jugaba España contra Polonia y para él se cumplía así el tercer partido internacional con la selección. En el minuto 76, recibió un balón sobre el pico izquierdo del área polaca, prolongó el control y encaró a Kuszcak; otro hubiera tentado a la gloria de estrenarse como goleador con España, pero Pedro González, Pedrito, tiene estas cosas: con el rabillo del ojo vio llegar a Torres y le regaló el gol. Da igual; cinco minutos después, llegando desde la derecha, con un toque sutil, elegante, superó de vaselina al portero rival y se estrenó como goleador.

Tantos méritos ha acumulado durante el año que ayer, en el día de descanso de la selección española, se acercó a Barcelona, pasó por las oficinas del club y firmó un nuevo contrato, que prorroga el que finalizaba la temporada 2013-2014, hasta el 2015, mejora sus condiciones económicas y aumenta de 75 a 90 millones de euros la cláusula de su libertad.

Del Bosque aprecia en el canario las mismas virtudes que Guardiola

MÁS INFORMACIÓN

"Por su talento y las virtudes como persona se merecía un reconocimiento y una mejora contractual, así que tenemos Pedro hasta el 2015", aseguró el presidente Joan Laporta, feliz por la posibilidad de premiar a un jugador que, según dijo, le ha dado al barcelonismo enormes alegrías durante el año. "Es una maravilla tener jugadores como él, que además vienen de la cantera y por tanto están plenamente integrados", destacó Laporta.

Tras la firma, Pedro sonrió, achinó los ojos, y fue tan sincero como de costumbre: "Es una alegría muy grande, un día muy feliz". Luego le agradeció a la directiva el apoyo que le ha brindado y tuvo palabras afectuosas para Laporta: "Sin él esto no hubiera sido posible". "Los jugadores lo recordaremos siempre", añadió, antes de confesar que vive en una nube.

El año de Pedro ha sido tan enorme que a Guardiola, tipo que maneja el verbo, se le acabaron los elogios: "Trabajador, solidario, generoso, honrado, humilde, genial...". Todo eso y más se ha escuchado en boca del técnico de Santpedor al hablar de su niño, de Pedrito, al que señala como un cúmulo perfecto de lo que debe su equipo. La pleitesía absoluta del técnico y de sus jugadores está justificada con gestos intangibles dentro del vestuario -esa sonrisa eterna, esa predisposición a ayudar, esa absoluta carencia de ego absoluto, esa ilusión contagiosa en cada entrenamiento- y se evidencia con datos indiscutibles, que justifican de sobra por qué esta noche Del Bosque se lo lleva a Sudáfrica a jugar un Mundial: en su segunda temporada en el primer equipo, Pedro ha disputado 52 partidos oficiales y ha marcado 23 goles, muchos decisivos. Marcó en la Supercopa de España, decidió la Supercopa de Europa, metió 12 goles en Liga, incluido uno en el Bernabéu, llevó al equipo a la prórroga en el Mundial de Clubes y mantuvo vivo al Barça en semifinales con un gol en el campo del Inter. Reconocido por los entrenadores de Primera como el jugador revelación de la temporada en la encuesta que anualmente realiza este diario, para Pedro el año no ha terminado.

Tampoco para Xavi fue un día cualquiera. "Se hablaba de mi posible venta por parte de una candidatura y yo quería estar tranquilo, saber que no me voy a ningún otro lugar. Estoy muy agradecido al presidente Laporta y al secretario técnico, Txiki Begiristain, porque me escucharon. Es lo que deseo, soy muy culé y estoy muy contento", dijo después de añadir una cláusula a su contrato -que le garantiza seguir en el Barcelona hasta el año 2014- y en el caso de jugar un mínimo de partidos, más o menos la mitad por año, seguir hasta el 2016. Tendría 36 años, o sea, una vida en el Barcelona. "He estado toda mi vida vinculado al Barça, pasando de categoría en categoría, y lo que quiero es retirarme aquí", dijo el jugador. Laporta le puso el broche: "la de Xavi es una historia muy bonita".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 2010