Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV apoya una investigación "independiente" sobre la muerte de Jon Anza

El PNV apoyó ayer en la Cámara una enmienda transaccional de Aralar y EA en la que se pedía una investigación "independiente" sobre la desaparición y la muerte del etarra Jon Anza, paralela a la que judicial que se está llevando a cabo en Francia. A pesar del apoyo de estos tres grupos, el Parlamento rechazó la iniciativa con los votos de PSE, PP y UPyD, que reconocieron, eso sí, los interrogantes que se han de responder y los errores administrativos que dificultaron la identificación de Anza.

Los grupos que se opusieron argumentaron su rechazo a pedir una investigación "sólida e independiente" a ello pondría en tela de juicio la investigación de instituciones españolas y francesas, mientras que el PNV pidió por boca de Joseba Egibar que se aclaren las "lagunas" sobre la muerte del etarra.

Los principales interrogantes que se tratan de responder se centran en los días entre entre la desaparición de Anza el 18 de abril de 2009, cuando se dirigió a Francia para encontrarse con otros miembros de la banda, y su muerte el 29 de abril. Ese día fue encontrado en Toulouse en parada cardiorrespiratoria, aunque ya se hallaba gravemente enfermo a causa de un tumor cerebral.

Anza moría dos semanas después, el 11 de mayo, sin que nadie averiguase su identidad hasta once meses después, en marzo de este año,

debido a un cúmulo de errores que también se están investigando. Carlos Urquijo, del PP, criticó a Aralar porque no se han planteado un posible ajuste de cuentas dentro de la propia banda, y al PNV por el sentido de su voto. El socialista Jesús Loza recalcó la debilidad de la banda y su inhumanidad al emplear a un etarra enfermo, ya que el viaje de Anza se debió a una reunión de ETA.

ETA y las FARC

Por otro lado, el Pleno aprobó con los votos de PP, PSE y UpyD, la abstención del PNV y el voto en contra de Aralar, EA y EB una resolución por la que se insta al Gobierno de Venezuela a colaborar con España para arrestar al presunto etarra Arturo Cubillas y a varios supuestos integrantes de las FARC en este país.

En marzo, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco dictó una orden de prisión provisional y búsqueda y captura para ellos en México, Cuba y Venezuela. Tres meses después, los arrestos no se han producido.

Por ello, la resolución pide la "máxima colaboración" del Gobierno venezolano para cumplir el auto de Velasco. Igualmente, respalda al Gobierno central para que ETA "no pueda encontrar refugio o base logística para sus actividades criminales en cualquier lugar del mundo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010