Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garantizados 589 euros a 181.193 autónomos vascos cuando cesen en su actividad

El PSE-EE indicó ayer que un total de 181.193 trabajadores autónomos vascos, los registrados a marzo de 2010, se podrán beneficiar de la prestación por cese de actividad, cobrando una mensualidad de 589 euros por la cotización mínima. Además, aseguró que la Ley que regula esta prestación no se verá modificada por la reforma laboral que aprobará el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Los diputados socialistas por Vizcaya y Guipúzcoa Óscar Seco y Carmen Achutegui, respectivamente, ofrecieron en Bilbao una rueda de prensa para explicar el impacto en Euskadi de la Ley que regula la prestación por desempleo a los trabajadores autónomos aprobada en el Congreso, que eleva hasta 12 meses la duración de la prestación por cese de actividad, mientras que la cotización para sustentarlas se ve aumentada del 1,8 % inicialmente previsto al 2,2 %.

Seco explicó que, a fecha de 30 de marzo de 2010, existen en Euskadi 181.193 trabajadores autónomos que pueden beneficiarse de esta prestación. De ellos, 90.317 son "autónomos propiamente dichos, mientras que el resto o bien son del régimen del Mar o están encuadrados dentro de Sociedades Anónimas Laborales, regímenes cooperativistas u otros sistemas de contribución por cuenta propia, aunque en trabajo asociado".

Perfil mayoritario

El diputado socialista indicó, en cuanto al perfil mayoritario del trabajador autónomo vasco, que el 74,1 % cotiza por la base mínima, de forma que para 841,80 euros "este trabajador va a pagar 14,31 euros mensuales, lo que supone un tipo de cotización del 2,2 %". En ese sentido, añadió que "durante este primer año se va a operar una reducción del 0,5 % en la cotización para la cobertura de la incapacidad temporal y, por lo tanto, el trabajador autónomo va a cotizar efectivamente el 1,7 % para desempleo".

Seco señaló que el 82,3 % de los autónomos vascos no tienen trabajadores asalariados, "lo que supone que estamos ante un colectivo con una elevada vulnerabilidad y de capacidad económica reducida".

Según precisó en su intervención, el sistema de protección "va a comprender una prestación económica por cese total o definitivo de la actividad y, además, el abono de la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes durante el periodo de protección".

La cuantía de la prestación va a ascender al 70% del promedio de las bases de cotización de los últimos 12 meses, "por lo que para una cotización de 841,80 euros en ese período, le corresponderá 589 euros mensuales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010