Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TV-3 analiza la viabilidad de una Cataluña independiente

El documental 'Adéu Espanya?' muestra las posibilidades de la emancipación sin apavientos y sin hablar con políticos

Cuando Ramón y Cajal ganó en 1906 el Nobel no hacía ni un año que Noruega se había separado de Suecia. "¿Cómo es posible?", preguntó el científico español. "Porque los habitantes de Noruega así lo han querido", respondieron los suecos. Con esa sutileza finaliza el reportaje de 90 minutos que TV-3 emitirá mañana (21.50 horas) bajo el título Adéu, Espanya? y en el que plantea, sin aspavientos pero con claridad, las posibilidades políticas y económicas que tendría Cataluña de ser independiente.

El flamante auditorio de la Facultad de Comunicación Blanquerna de la Universidad Ramon Llull, en Barcelona fue el escenario de una première a la que, amén de opinadores, asistió la directora de Televisió de Catalunya, Mònica Terribas, y la autora, Dolors Genovés, ella sola otro guiño por los históricos (y polémicos) reportajes de su currículo (Operació Nikolai, L'or de Moscou...).

Sin políticos españoles

Los procesos de Groenlandia, Escocia y el Quebec canadiense son los espejos ante los que el documental confronta la situación catalana. Con una estructura cartesiana, al inicio se plantea las posibilidades que tiene hoy de alcanzar un estado propio por la vía democrática. La utilización de muñequitos de Playmobil animados a partir de la técnica del paso a paso sirve para ofrecer un resumen de minuto y medio sobre el proceso histórico que ha conducido hasta allí.

Luego son los aspectos políticos y los económicos los que se abordan ante casi una treintena de entrevistados, en un abanico que va desde el primer ministro de Groenlandia y un ex juez del supremo de Canadá hasta el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, pasando por el secretario de política sindical de la UGT ("la gente mirará más si esa independencia genera bienestar socioeconómico que el tema identitario") al consejero de la multinacional catalana La Farga Group ("ya estamos en un mercado global; sólo tendríamos que añadir el etiquetado en catalán").

Eso sí, no hay ni un político español o catalán. "Hemos trabajado nueve meses en este reportaje que planteé en septiembre de 2008 y no quería que se leyera en clave electoral", expone Genovès. "Aportamos elementos para hacerse una opinión sobre un debate ya existente", añadió Terribas, que cuantificó el coste en "dos capítulos de Crackòvia".

En el documental ha colaborado la productora Brutral Media, que prepara una miniserie sobre los príncipes Felipe y Letizia. El negocio es el negocio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de junio de 2010