Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EB afronta un nuevo reparto del poder interno tras la renuncia de Madrazo

Arana pretende relevar a varios responsables nombrados por el ex presidente

La inesperada decisión de Javier Madrazo de abandonar la presidencia de EB ha sorprendido a las demás corrientes que conviven en el seno de la formación. "Es una retirada táctica", apuntan varios dirigentes consultados por EL PAÍS. La clave, añaden, será cuánto tensará la cuerda el sector que tiene a Madrazo como referente para resistirse a los cambios consensuados en la asamblea del pasado febrero. Entre ellos figura instaurar un control externo y vinculado a Izquierda Unida del censo de afiliados para garantizar la transparencia interna.

La presidencia de EB, un órgano en el que la alianza de los seguidores del coordinador general, Mikel Arana, los comunistas del EPK y el sector crítico gozan de una holgada mayoría, vivió ayer una reunión crucial. El orden del día incluía un cambio profundo del reparto en puestos claves de la organización, así como el relevo de algunos de liberados y asesores con sueldo, grupo en el que Madrazo mantenía su hegemonía. La corriente capitaneada por Arana quiere tender hacia una dirección plural, con un reparto que represente a todas las corrientes. Los relevos serán anunciados hoy.

Los cambios en el organigrama apuntan a una dirección más plural

El sector de Madrazo se resiste a muchos de los cambios pactados en febrero argumentando que EB cedería soberanía. Perder el control del censo implicaría, a su entender, poner el partido en manos de "Madrid". La relación de los militantes con derecho a voto en las asambleas ha sido hasta ahora celosamente custodiada por los fieles a Madrazo. El propio Arana asegura que todavía no ha podido acceder a él tras más de un año en el cargo. Incluso dirigentes del sector más vasquista del partido, como el coordinador territorial de Guipúzcoa, Antton Karrera, consideran una falacia el argumento de la pérdida de soberanía y abogan por la transparencia.

Pese a la dimisión de Madrazo como presidente, que deberá ser refrendada ante los órganos oficiales, la pugna por el control del Consejo Político, máximo órgano entre asambleas, sigue en pie. Sus afines consideran que la maniobra realizada por Madrazo en la reunión del Consejo del pasado 21 de mayo para expulsar a nueve de sus miembros y conseguir así la mayoría ha sido refrendada por la Comisión de Garantías. Los demás consideran "ilegal" tal jugada. Las rencillas podrían llegar a forzar la convocatoria de una asamblea extraordinaria o incluso una escisión, teniendo en cuenta las incertidumbres creadas. "Sólo salimos en los medios cuando tenemos guerras de poder. ¿Cómo vamos a trasladar un mensaje de refundación así?", se lamenta un dirigente.

Madrazo tuvo ayer una intensa actividad en su blog (javiermadrazo.wordpress.com). Respondió a cerca de medio centenar de los 106 comentarios dejados en su post de despedida, casi todos afectuosos y lamentando su dimisión. "No abandono ningún barco. Creo que tanto Ezker Batua-Berdeak como Izquierda Unida tienen futuro y trabajaré por ello, como siempre he hecho", afirma en uno de ellos.

En respuesta a un mensaje que celebraba su salida y le pedía que hiciese autocrítica, Madrazo escribe: "Respeto tu opinión, pero no puedo compartirla. Como coordinador general no sólo hice una autocrítica sincera tras los resultados de las autonómicas, sino que presenté mi dimisión. He asumido siempre mis responsabilidades".

Y en otro post que dejó en su bitácora, titulado "Eskerrik asko, gracias", se muestra emocionado por las muestras de respaldo y las más de 1.700 visitas que recibió su web.

Las corrientes

- El sector de Madrazo. Con su dimisión, Javier Madrazo deja huérfano al grupo en que se apoyó para tutelar EB. Entre ellos figuran Serafín Llamas (secretario de Finanzas), Sergio Fernández (Organización) y el coordinador territorial de Vizcaya, José Luis Zubillaga.

- El sector de Arana. Agrupa alrededor del coordinador general, Mikel Arana, a varios cargos públicos y personas que se han ido alejando de Madrazo. Incluye a los responsables de Álava, José Miguel Fernández, y Guipúzcoa, Antton Karrera.

- Los comunistas del EPK. Dieron la espalda a Madrazo en la convención política de febrero pasado después de apoyarle en su reelección de 2008 como coordinador. Su rostro visible es Isabel Salud.

- El sector crítico EPA. Encabezado por Angel Bao, se ha opuesto durante años a la línea de Madrazo

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2010

Más información