Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ares recalca que una tregua etarra no bastaría para permitir la presencia 'abertzale' en las urnas

El consejero de Interior, Rodolfo Ares, advirtió ayer de que un hipotético alto el fuego de ETA resultaría "absolutamente insuficiente" para que la izquierda abertzale ilegalizada pudiese concurrir a las elecciones municipales de 2011. "Sería hacer algo que ya ha hecho en el pasado y todos sabemos para qué hizo aquellas treguas", argumentó.

El responsable del departamento definió tal posibilidad como "innecesaria", pues, a su juicio, lo que la banda debería hacer es dejar definitivamente la actividad terrorista. En caso contrario, supeditó la presencia de la izquierda abertzale heredera de Batasuna en los comicios a un pronunciamiento claro sobre su voluntad de "hacer política, lejos definitivamente de la violencia".

Ares aprovechó una entrevista en ETB para salir al paso de la polémica sobre si existen negociaciones con la organización armada y destacó que no ha recibido "ninguna comunicación" acerca de una posible tregua de la banda. "Entre otras cuestiones, no hay abierto ningún canal con ETA ni con su entorno", enfatizó. En este sentido, animó a los demócratas a trabajar de la mano "para combatir a la banda, debilitarla al máximo y conseguir que definitivamente tome la decisión que tanto esperamos".

El consejero de Interior sostuvo que habría que ser "muy exigentes con el mundo de la izquierda radical", porque les corresponde "únicamente a ellos apostar por las vías políticas y sólo políticas". De esta forma, instó a "no dejarse enredar con especulaciones" y aclaró que una tregua de ETA "no cambiaría para nada la posición de los gobiernos vasco y español" al respecto. Por ello, instó al resto de las formaciones políticas a que estén a la altura de las circunstancias.

Ares confió en que EA no cometa el "error" de buscar "salidas ficticias" a la izquierda abertzale ilegalizada, en referencia a una posible alianza electoral, ya que sería "una terrible equivocación". De igual modo, descartó una derogación de la ley de Partidos como planteó el presidente del PNV vizcaíno, Andoni Ortuzar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2010