Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La lucha contra el fraude fiscal será prioritaria en los Presupuestos de 2011

CC OO estima que la economía sumergida supone el 25% del PIB andaluz

El Gobierno andaluz intentará apretarle las tuercas a los que defraudan a la hora de pagar sus impuestos. La Consejería de Hacienda publicó ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía las líneas que regirán el presupuesto de 2011, un año que seguirá marcado por la crisis pero en el que el Gobierno autonómico prevé "la vuelta al crecimiento positivo" del PIB (Producto Interior Bruto).

En este contexto de dificultades económicas, la Junta planteó "optimizar la gestión de los ingresos y reforzar la lucha contra el fraude fiscal". Se persigue "impedir conductas insolidarias y mejorar la recaudación tributaria", según la orden publicada ayer en el BOJA.

El secretario regional de Comisiones Obreras, Francisco Carbonero, pidió ayer a las administraciones que se persigan de forma más efectiva los fraudes. Según este sindicato, la economía sumergida supone el 25% del PIB regional. Carbonero, en declaraciones recogidas por la agencia Efe, instó a que se presione "allí donde está el dinero" y no a los "más débiles", en relación con los recortes anunciados por el Gobierno central para reducir el déficit público.

La Junta insta a todas las consejerías a aplicar políticas de austeridad

Por su parte, el comité regional de UGT también ha planteado medidas alternativas al plan de ajuste. Esta central ha pedido la creación de un impuesto a los depósitos de entidades financieras, además de suprimir las horas extraordinarias y servicios extraordinarios de la Junta.

Mientras, los paros y protestas por el recorte de salario a los funcionarios comenzaron ya ayer. El 8 de junio los sindicatos mayoritarios han convocado una huelga en el sector público.

Respecto a los presupuestos de 2011, la Consejería de Hacienda recalca en la orden que será prioritaria "la contención del déficit, para lo que será imprescindible rentabilizar al máximo los recursos". Además, insta a todos los departamentos a "revisar el contenido de los programas presupuestarios en un contexto de máxima austeridad" para dar prioridad a los que afectan a los servicios públicos fundamentales "o que aportan más valor a los objetivos de recuperación económica, reducción del desempleo, incremento de la competitividad e igualdad de oportunidades".

Además, la Junta también insiste en que el apoyo a las empresas privadas no se haga tanto con subvenciones y ayudas sino "a través de fondos de naturaleza retornable", como, por ejemplo, créditos o avales, algo que ya se ha utilizado en los dos últimos presupuestos de la Junta.

Respecto a las líneas generales de gasto, Hacienda fijó la educación en el primer lugar de las prioridades por ser determinante para el crecimiento a largo plazo y "por sus efectos sobre la mejora de la competitividad y el avance en la igualdad de oportunidades". Además, se prevé el apoyo a los sectores productivos, el mantenimiento de los servicios sociales y sanitarios e intentar fomentar las "políticas activas de empleo". También se aumentará "el apoyo financiero" a los ayuntamientos, en el proyecto Andalucía Sostenible y en las políticas de igualdad de género.

La Junta señaló que, durante 2010, "todavía se espera una ligera contracción del PIB en términos reales". Según Hacienda, no se regresará "al crecimiento positivo" hasta el 2011, cuando se espera "una expansión del consumo privado y de la inversión productiva". Sin embargo, la Junta no ofreció un panorama halagüeño para el paro: "El mercado laboral aún no ha puesto fin a su ajuste, de forma que el desempleo acumulado durante los trimestres recesivos continúa siendo el principal reto".

Prioridades

- La educación será una prioridad en los presupuestos al ser fundamental para el "crecimiento a largo plazo".

- La Junta apoyará "a los sectores productivos para consolidar la recuperación y asentar un nuevo modelo de crecimiento duradero".

- Se mantendrán las prestaciones y "servicios sociales y sanitarios".

- La lucha contra el desempleo.

- Crecerá el apoyo financiero a los ayuntamientos.

- Las inversiones en infraestructuras se centrarán en las que mejoren la competitividad empresarial.

- Otro objetivo es potenciar la igualdad y el plan Andalucía Sostenible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2010

Más información