Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis frena el número de inmigrantes que reside en España

Han crecido solo un 5,6% y hay 4.000 ecuatorianos menos que hace un año

El número de inmigrantes no comunitarios que obtienen la residencia española se ha ralentizado. La crisis económica ha echado atrás a algunos extranjeros, como los iberoamericanos. En el último año se han incrementado en 137.470 las tarjetas de residencia de extranjeros que no procedían de la UE ni tenían familiares que fueran ciudadanos comunitarios. Estas tarjetas se otorgan cumpliendo los requisitos de la Ley de Extranjería. Así, en la actualidad disponen de ellas 2.573.347 extranjeros, un 5,6% más que el año anterior, cuando contaban con este permiso 2.435.877 millones, según los últimos datos, dados a conocer ayer, del Observatorio Permanente de la Inmigración del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

La mitad de los residentes italianos han nacido en Argentina

Hay 200.000 extranjeros más que son de la UE o tienen familiares en ella

La crisis económica es el motivo principal que se atribuye a la reducción de las tarjetas de residencia de algunas nacionalidades. Por ejemplo, este año hay 3.947 ecuatorianos menos con esta autorización en España que el pasado.

El Ministerio de Trabajo e Inmigración también contabiliza a las personas de la Unión Europea o a sus familiares residentes, que deben contar con certificado de registro en España. En este punto, hay dos datos llamativos relacionados con Argentina. Por un lado, en el último año se han reducido en 5.463 los argentinos con este certificado, lo que puede significar que muchos han podido marcharse de España. Y, por otro, se ha incrementado en 23.479 el número de italianos con este certificado. Y es que, según los datos, de todos los italianos que cuentan con este documento en España (160.967), la mitad ha nacido, según consta en las estadísticas, en otro continente, presumiblemente, la mayoría en Argentina.

La progresión en el crecimiento de los extranjeros no comunitarios que obtienen la residencia en España revela que mientras que en 2007 aumentaron un 7,6% y el año pasado un 9,2%, en el último año se ha iniciado una bajada, al 5,6%. El incremento del 52,2% de las tarjetas de residencia en 2006 respecto al año anterior se produjo por la regulación de inmigrantes y la reducción a solo el 1% de incremento que se observa en 2008 también tiene una explicación detrás: fue cuando rumanos y búlgaros pasaron a registrarse como comunitarios. Marroquíes (775.054), argelinos (53.768) y senegaleses (42.003) siguen siendo las nacionalidades africanas que cuentan con más tarjetas de residencia y certificados de registro en nuestro país.

Han crecido bastante en el último año los residentes dentro del régimen comunitario, según resalta un portavoz del Ministerio de Trabajo e Inmigración. Hay 200.466 personas más con el permiso para residir en España (el certificado de registro). Llama la atención también el aumento de británicos: hay 13.093 más. Una de las claves es la edad. Mientras que los extranjeros mayores de 65 años residentes en España representan un 3,8% de media, en el caso de los británicos suponen el 27%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 2010