Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Meye Maier, diseñadora de moda

Donó 45 vestidos de Balenciaga al museo de Getaria y fue una apasionada defensora de los jardines

La diseñadora de moda Meye Maier falleció el pasado miércoles en Madrid. Maier era también famosa por haber donado una gran colección al museo Balenciaga, situado en Getaria (Guipúzcoa), localidad natal del genio de la moda. Maier nació en Las Arenas, en el municipio de Getxo (Vizcaya), muy cerca de Bilbao. Sin embargo, pasó gran parte de su vida en Carmona (Sevilla). La elección no parece baladí para una amante de la belleza y el sosiego, ya que Carmona es una ciudad repleta de tesoros artísticos y monumentales. Maier tenía instalado en Carmona su taller de lencería.

Pero el mundo de la diseñadora vasca no sólo se detenía en la moda. Maier sabía crear fragancias y le encantaba la jardinería. Fue una defensora de los Jardines de Forestier, un enclave mágico situado en Castilleja de Guzmán (Sevilla). Los jardines fueron diseñados y construidos bajo la dirección del arquitecto francés J. C. N. Forestier (1861-1930) a finales de los años veinte. Maier defendió la preservación de estos jardines, que están declarados Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía. Castilleja de Guzmán está muy cerca de la capital sevillana y su municipio presenta terrenos muy atractivos para los constructores. Por ello Maier alzó su voz para que los Jardines de Forestier continuaran siendo un mirador privilegiado y un foco de tranquilidad.

Pero mucha de su fama le vino por haber donado una gran colección al museo Balenciaga. La diseñadora contribuyó así a enriquecer los fondos de uno de los grandes atractivos museísticos del País Vasco. Su madre era una clienta asidua del mítico diseñador guipuzcoano. Maier donó 45 vestidos, tres sombreros y una colección de fotografías para que el público pudiera conocer mejor el trabajo de Cristóbal Balenciaga. El talento del diseñador de Getaria se puso al servicio de aristócratas, ricas herederas, esposas de banqueros, estrellas de cine y, en resumen, mujeres con dinero de toda clase y condición. Así, la madre de Maier compartió diseñador de moda con estrellas del cine como Ava Gardner y Sofia Loren.

El amor a la jardinería ocupaba mucho de su tiempo. Maier era delegada de la Mediterranean Garden Society. Un ejemplo de esta pasión fue un reportaje que publicó en EL PAÍS en 2008. Maier describía en su texto jardines singulares en una ruta francesa de Normandía a Bretaña. El reportaje de la diseñadora vizcaína comenzaba así: "La célebre frase del poeta barroco Pedro Soto de Rojas 'paraíso cerrado para muchos, jardines abiertos para pocos' no se cumple en Francia, donde más bien se podría afirmar todo lo contrario". Para Maier, muchos jardines eran como paraísos. Y por ello los defendía con tanto ahínco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de mayo de 2010