Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El PP y el ajuste

Podría pensarse que el Gobierno y la oposición han hecho un pacto secreto consistente en que el PSOE hace de PP y el PP de PSOE, con el objeto de comprobar qué reacción puede suscitar esta ceremonia de la confusión en la gente; porque si las últimas medidas del Gobierno son típicamente de derechas, no menos progres resultan los lamentos "por los más débiles" de los locuaces y ubicuos portavoces del PP.

Pero no, desengañémonos, aquí tampoco hay pacto que valga, se trata de que el Gobierno, una vez más, como ya pasó con las reconversiones industriales de los años ochenta impuestas por la Comunidad Europea, sacrifica en lo inmediato lo social por el mercado, para que este pueda recomponer la situación social en el futuro. Y lo del PP está muy claro: que están locos por quitar votos al PSOE, sea como sea, es decir, disfrazándose de socialdemócrata o sacudiendo el fantasma del diálogo con ETA.- José Miguel Grandal. Cartagena, Murcia.

Las mismas empresas eléctricas que se han apresurado a celebrar la congelación de las pensiones y la rebaja del salario de los funcionarios e insisten en la reforma laboral apelan a la inseguridad jurídica, ante los recortes previstos a las primas a las energías renovables y ya han puesto a trabajar a sus servicios jurídicos: "Por cambiar las reglas del juego en la mitad del partido". ¡Tiene delito!

¿No desean que nos las cambien a los ciudadanos de a pie? Lo que nos recortan, lo reclaman en forma de subvenciones y encima a los ejecutivos ni tocarles un euro de sus emolumentos, como son empresas privadas... Tal y como están las cosas, ya no hay ni clases sociales, sino tan solo dos grupos: los de los beneficios y los de los sacrificios. La moneda cae siempre del mismo lado porque la tiran ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de mayo de 2010