Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LOS NUEVOS RETOS DEL VIDEOJUEGO

El móvil ataca a la consola

Los datos de ventas y los nuevos usos parecen confirmar que la industria del videojuego tradicional se encuentra en una encrucijada histórica

El móvil hundió a la agenda electrónica y ha frenado la venta de cámaras digitales compactas. El iPhone se come a su hermano, el reproductor musical iPod, y ahora parece que estos dos se están comiendo a las pequeñas consolas, y a los pequeños juegos. La fuerte caía de ventas de la industria del ciberocio en Estados Unidos -donde la tecnología en general parecer haber salido de la crisis-, parece alentar la teoría de que los mejores años de las consolas han quedado atrás. En abril las ventas de juegos cayeron un 26% y las ventas de consolas un 37%.

Estos descensos tan acusados chocan con incrementos similares, pero entre el juego móvil. Gartner ha previsto para este año una subida del 19% y eso que la mayoría de los títulos dispuestos para los teléfonos son gratuitos.

El descenso de uno y el ascenso de otro pone de actualidad las palabras de Hideo Kojima, creador de Metal Solid, que en abril, en un acto de Sony, profetizó la muerte de la consolas en un próximo futuro.Kojima no ha sido el primero en animarse a predecir la muerte de la consola. Hace dos años lo hizo Sandy Duncan, responsable del lanzamiento de la Xbox en Europa. Duncan le daba entre cinco y diez años de vida.

Duncan vive en una granja británica y juega con sus hijos al tenis (en una consola Wii). Sin embargo, ni Xbox ni Wii captaron su interés profesional, Duncan fundó Yoyogames.com una red social de juegos en red, donde la gente puede jugar, crear y distribuir juegos, todo gratuitamente.

Tiene más de 80.000 títulos y una comundad de 280.000 personas.

Negocio de alto riesgo

Aunque hace dos años no se apreciaba tanto la importancia del cloud computing y de los smartphones en esa tendencia de la desconsolación, Duncan incidía sobre todo en los altos costes del lanzamiento de un juego para consolas. "

El modelo de negocio es muy arriesgado y los costos asociados con la creación de nuevo hardware son increíblemente altos ".

Duncan veía la mayor amenaza para la consola en los descodificadores y en los grabadores DVD, con capacidad para descargarse juegos de Internet. Es decir, en la convergencia de máquinas, algo que se ha venido a agravar con la máquina más convergente de todas: el teléfono móvil, que en su expansión ha eliminado la agenda electrónica, luego, en menor medida, las cámaras compactas, incluso al reproductor musical.

La incertidumbre sobre el futuro del juego se respalda con el último informe de la consultora Gartner que predice para este año un aumento del 19% en los ingresos del juego móvil en todo el mundo, alcanzando los 5.600 millones de dólares. El año anterior fueron 4.700 millones, el 24% de los ingresos de la industria del juego en Estados Unidos. Gartner predice que el juego en el móvil en 2014 recaudará 11.400 millones de dólares.

Varios factores se han juntado para impulsar el juego-móvil, uno de ellos es el de las tiendas de aplicaciones, que abre las puertas a muchos más desarrolladores, sin tener que depender de las tres plataformas clásicas: Sony (Plays), Nintendo (Wii, DS) y Microsoft (Xbox 360). Aunque la mayoría de los juegos son gratuitos -Gartner estima que cerca del 80% de las descargas del móvil son juegos, y de éstas el 70% gratuitas-, en tres años despegará el modelo de juego-publicidad, según Tuong Nguyen, analista de la consultora.

Otro factor para el éxito del juego en el móvil reside en que el teléfono es un artículo de primera necesidad y la consola no. Algo determinante en los países menos desarrollados, donde pueden hacer frente al micropago de un título, pero no a la compra de una máquina de ocio.

De momento, el jugador del móvil poco tiene que ver con el de la consola; el primero es casual, el segundo es el forofo, que necesita potencia en sus máquinas, mandos y una gran pantalla, algo que el móvil nunca le va a dar, aunque estas diferencia se van reduciendo, con teléfonos con pantalla táctil y teclados, amén de ventajas que la consola nunca poseerá, como la inclusión del GPS o la cámara de fotos. Quizás Duncan y Kojima fallen en sus profecías de desaparición de la consola, pero nadie duda que la masiva implantación de los smartphones cambiará la industria del videojuego.

Kojima: "La consola morirá en un próximo futuro"

Hideo Kojima le amargó la fiesta a Sony. A principios de abril, Kojima presentó en Japón la última versión de su juego Metal Solid: Peace Walker. Pero la fiesta pagada por la consola PSP de Sony, se ensombreció cuando Kojima soltó: "En el próximo futuro tendremos juegos que no dependerán de plataforma alguna. Los aficionados deberían poder llevarse la experiencia que viven en su casa con sus juegos, cuando viajan, allí donde estén y cuando ellos quieran jugar. Debería ser el mismo software y la misma experiencia".

Hiroshi Kawano, presidente del área de juegos de Sony, allí presente calificó de audaz la predicción y añadió: "Confiamos en que siga desarrollando juegos para las plataformas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de mayo de 2010

Más información