Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La carretera M-607 registra otro accidente mortal

Un hombre de 32 años fallece en un vuelco en la M-405

La carretera de Colmenar Viejo, la M-607, registró ayer un nuevo accidente mortal. Una octogenaria perdió la vida después de que el vehículo conducido por su marido se saliera de la calzada, según informó un portavoz de Emergencias Madrid. La Fiscalía está investigando esta vía en la que se producen una media de siete accidentes a la semana. Cada día circulan por ella más de 100.000 conductores. En su trazado se encuentra una peligrosa curva, a la altura del kilómetro 28,800, en sentido a Colmenar.

El accidente de ayer se produjo a las 14.45 en el punto kilométrico 18,800, en el término municipal de la capital. Un Opel Astra plateado se salió, por causas aún desconocidas, de la carretera. El conductor perdió el control del vehículo y salió por la parte derecha de la vía, tras romper la valla de protección, según Emergencias Madrid.

La peor parte del accidente se la llevó la mujer, que iba en el asiento del copiloto. Sufrió un traumatismo facial severo y otro torácico muy grave. Cuando llegaron los facultativos del Samur-Protección Civil, la víctima se encontraba en parada cardiorrespiratoria, de la que no pudo ser recuperada por los sanitarios. Mientras, el marido sólo sufrió algunas contusiones de carácter leve. Tuvo que ser atendido por los psicólogos del Samur de una crisis de ansiedad. La Guardia Civil de Tráfico está investigando si la mujer no llevaba puesto el cinturón de seguridad, dada la gravedad de las lesiones que sufrió durante el accidente.

Desde 2008, 10 personas, incluida la víctima de ayer, han perdido la vida en la M-607. Esther Rincón, madre de un joven muerto en la curva del kilómetro 28,800, grabó un vídeo la tarde de un sábado de febrero en el que se veía un accidente en el que resultaron heridas dos personas. Esas imágenes y los datos de siniestralidad de la carretera hicieron que la Fiscalía de Madrid abriera una investigación. Es la primera vez que ocurre en la Comunidad de Madrid.

El accidente de la M-607 no fue el único siniestro mortal registrado ayer en las carreteras de la región. Un hombre de 32 años murió al estrellarse el turismo que conducía y chocar con un pretil de hormigón que le hizo volar unos 40 metros para luego empotrarse en la entrada de un túnel y seguir avanzando otros 20 metros más por el interior. El siniestro se produjo a la altura del kilómetro 4 de la carretera M-405, según un portavoz de Emergencias 112.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de mayo de 2010