Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
San Isidro Otros festivales

Melodía femenina y desangelada

Universimad, con Najwa y Amparo Sánchez, reúne a 12.000 asistentes

Dice Amparo Sánchez (ex Amparanoia) que es valiente que un festival valore más el aspecto musical que el festivo. Y arriesgado, cabría añadir. Universimad, en su séptima edición, ha apostado por las bandas y solistas femeninas. La Habitación Roja o The Right Ons actuaron por la mañana (el festival va de mediodía a medianoche).

La propuesta, melódica, intimista, podría haber funcionado. Voces y estilos diversos. De la melancolía de Tulsa al rock de Lula, de la elegancia de Amparo Sánchez al susurro y las convulsiones de Najwa Nimri. Pero el frío vació el Paraninfo de la Universidad Complutense, y si ediciones anteriores congregaron a unas 20.000 personas, este curso sólo reunieron a 12.000. No hubo hordas de fieles. No vino bien coincidir con San Isidro. Además, el acceso, gratuito, exigía invitación; una vez se salía del recinto -para beber alcohol, por ejemplo- ya no se podía volver a entrar. Eso da lugar a situaciones absurdas, como que el bilbaíno Ixai, previsor, se hiciera con 20 entradas para él y para Mimi (una joven vestida de chulapo, con bigote, clavel rojo y... pantalones pitillo).

Pese a todo, se agradece la entrega de los músicos, que se bajaron el caché. El sonido, notable. Y un regreso: el de Ana Curra, con el cresta Digital 21, que regala el único hit de la noche: Quiero ser santa. Historia viva. Animan a cualquiera. Incluso con este frío.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de mayo de 2010