Salud indemniza a una mujer por un retraso en el diagnóstico

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) indemnizará a una mujer con 106.000 euros por tardar tres años en diagnosticarle un cáncer de vulva y tras determinar su médico en una primera visita que se trataba de una úlcera genital. Según la resolución, que fue difundida ayer por el Defensor del Paciente, se ha producido "un retraso considerable" en el diagnóstico del cáncer vulvar que padecía y que ya era posible detectar la primera vez que fue explorada por su médico de cabecera en abril de 2002.

Salud reconoce que es comprensible que haya existido un error de diagnóstico en las primeras ocasiones, ya que las lesiones de este tipo de cáncer pueden ser similares a las del herpes, pero "lo que no es comprensible es el empecinamiento diagnóstico en considerar la lesión genital como infección herpética". Este diagnóstico se repitió las veces que la mujer acudió al médico y, según la resolución, no se considera lógico que la lesión "tenga siempre el mismo aspecto y que esté siempre presente".

El Defensor del Paciente detalló que la mujer acudió en diversas ocasiones a distintos centros hospitalarios de Málaga donde era revisada periódicamente por infección de VIH y se le diagnostica erróneamente un herpes vulvar que se trata durante dos años. No fue hasta noviembre de 2005 cuando se emitió un informe que habla de un tumor de vulva, por lo que la organización presentó una reclamación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS