Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez español interroga hoy en Moscú al magnate Deripaska

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu interroga hoy en Moscú al oligarca ruso Oleg Deripaska sobre una supuesta trama internacional de blanqueo de dinero, según fuentes relacionadas con el caso. Un portavoz del magnate confirmó que Deripaska se reúne con las autoridades judiciales españolas "para ayudar en una investigación que involucra a varias compañías y personas rusas y españolas".

Deripaska, de 42 años, es considerado una de las personas más influyentes de Rusia. Posee la quinta fortuna del país (10.700 millones de dólares) según el baremo de Forbes para 2010. Pariente político del fallecido presidente Borís Yeltsin, el empresario controla un imperio (Basel Element) que emplea a más de doscientas mil personas y la mayor compañía de aluminio del mundo (Rusal). En 2009, la crisis le quitó el liderazgo de los multimillonarios rusos que ejerció en 2008 con 28.000 millones de dólares, pero ha remontado tras recibir apoyo gubernamental y reestructurar sus deudas internacionales.

Andreu tomará declaración al oligarca en dependencias y bajo la supervisión de la Fiscalía General de Rusia. Las fuentes puntualizaron que Deripaska figura "como testigo" en una investigación a raíz de la cual las autoridades españolas ordenaron detener a Mijaíl Chernoi, ciudadano israelí al que se relaciona con Vera Metallurgica, empresa domiciliada en Alicante supuestamente destinada a legalizar los ingresos de la banda rusa de Ismáilovskaya. La acusación española vincula a Vera Metallurgica con el combinado metalúrgico de los Urales (UGMK) y con Deripaska en calidad de supuesto copropietario de ese combinado, junto con Chernoi y el uzbeko de origen Iskander Majmúdov. Deripaska ha negado tener relación con Vera Metallurgica, el UGMK y Kachkanarskii Gor (una explotación de vanadio). El magnate alega que las acusaciones contra él se basan en los pleitos (entablados sin éxito en EE UU) por Dzhalol Jaidárov, ex director de Kachkanarskii Gor.

El juez Andreu citó a Deripaska a declarar aparentemente como imputado el 16 de diciembre de 2009 en Madrid. El magnate no acudió pero a través de sus abogados envió una carta en la que se manifestaba presto a testimoniar ante los jueces, tal como había comunicado antes a la fiscalía rusa. La cita hoy en Moscú es resultado de aquellas gestiones, señaló el portavoz de Deripaska.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de mayo de 2010