Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Encuesta de Metroscopia: la intención de voto

Aguirre mejora su imagen de líder

La presidenta es la única política madrileña que aprueba en valoración - Todos los partidos pierden peso específico en la Asamblea, salvo UPyD, que entra

Es prácticamente imbatible entre los dirigentes regionales. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se mantiene un año más a la cabeza de los líderes madrileños, según la encuesta de Metroscopia. No sólo es la más popular -prácticamente todos los madrileños la conocen- y la mejor valorada, con una puntuación media de 5,2, sino que es la única que aprueba. El resto de líderes se queda a mucha distancia del 5.

Hace un año, tocada por la corrupción del caso Gürtel que había estallado tres meses antes, Aguirre ni siquiera lograba la calificación de aprobado: 4,8 (tres décimas menos que en 2010). Ahora la presidenta alcanza una valoración media entre su electorado del 7,3. Pero su figura polariza a los votantes: mientras los partidarios del PP la califican con las puntuaciones más altas -el 47% la puntúa con notas de entre 6 y 10-, recibe las peores valoraciones de los seguidores socialistas (el 39% le da notas de entre 0 y 4).

El PP repetiría mayoría absoluta, 66 diputados, pero por un escaño más

La suma del resto de fuerzas políticas no desbancaría a los populares

La buena imagen de la presidenta madrileña se traduce en los resultados de su partido. Si hoy se convocaran elecciones, y tras siete años de Gobierno ininterrumpido, el PP volvería a obtener la mayoría absoluta, con 66 diputados y el 50,6% de los votos. Son 2,7 puntos menos que en 2007. La suma del resto de fuerzas no lograría desbancarle del Gobierno regional: PSM (43 escaños), IU (11) y UPyD (8).

Pese a que los populares obtienen un diputado menos que en 2007, en proporción perderán aún más representación. El Parlamento será más grande el año que viene, porque ha aumentado la población. El padrón a 1 de enero de 2009 permite calcular que la Asamblea contaría con ocho escaños más (pasa de 120 a 128), aunque es probable que este número aumente porque los parlamentarios que formarán la Cámara regional se decidirán según el padrón a 1 de enero de 2010. En cualquier caso, este aumento de bancadas lleva a todos los partidos representados hoy en la Asamblea a perder peso específico. La única excepción es UPyD, que hasta ahora no tenía presencia en el Parlamento autonómico y que obtiene ocho escaños, pese a no tener siquiera candidato.

El PP se quedaría sólo a un diputado por encima de la nueva mayoría absoluta, de 65 escaños. En 2007, obtuvo seis más (sobre una mayoría absoluta de 61). Aunque desde que abandonaron el grupo popular los diputados imputados en el caso Gürtel -el ex consejero Alberto López Viejo, Benjamín Martín y Alfonso Bosch-, que han pasado a ser no adscritos, se ha quedado con 64 representantes. A tres escaños de la mayoría absoluta.

El grupo socialista pasaría de 42 a 43 diputados, con el 32,9% de las papeletas. Pierde siete décimas respecto a las elecciones de 2007, pero gana un escaño, aunque tendría 23 parlamentarios menos que el grupo popular. Sin embargo, también pierde peso específico: si en 2007 le faltaron 19 escaños para la mayoría absoluta, ahora se quedaría a una distancia de 25.

Por último, IU confirma que tiene un suelo de votos estable. Obtendría los mismos diputados que en 2007 (11) y una décima más en porcentaje de votos (9%), pero aún a más distancia de la mayoría absoluta: 54 escaños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de mayo de 2010