Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MANUEL PÉREZ | Director de la oficina de Córdoba

"Lo importante es el camino"

El ex alcalde Manuel Pérez ha retomado el impulso de llevar a Córdoba a la capitalidad cultural europea.

Pregunta. No es la primera vez que Córdoba presenta su candidatura.

Respuesta. Nos presentamos en 1992 pero finalmente le dieron la capitalidad a Madrid. Habíamos quedado tres candidatas: Madrid, Salamanca y Córdoba. Salamanca lo ganó en 2002 y esperemos que Córdoba lo haga en 2016.

P. ¿Por qué se volvió a presentar la candidatura en 2002?

R. Surge de varios ámbitos. Hay que reconocer que la Confederación de Empresarios de Córdoba fue la que hizo una propuesta al Ayuntamiento planteándole que, con el nuevo esquema de elección, Córdoba debía presentarse otra vez. Justo en ese momento se estaba elaborando el Plan Estratégico, entre cuyas líneas clave se encuentra la apuesta por la cultura y la europeidad. La mejor manera de lograrlo era optando a la capitalidad. Y era un reto y objetivo a largo plazo, que era lo que el plan nos imponía. Surgió pues como un proyecto de ciudad, ligado a la cultura, pero también al desarrollo urbano y de transformación de la realidad social y económica.

P. Sin haber ganado todavía la capitalidad, la vida cultural de la ciudad ha mejorado mucho.

R. Tan importante como la meta era el camino. Con el argumento de la capitalidad nos planteamos ir creando cada año nuevas propuestas y hábitos. Así han surgido decenas de proyectos que eran absolutamente desconocidos en Córdoba.

P. ¿Cómo se han adaptado a la crisis?

R. Nos ha cogido bien situados, con los deberes hechos y con una mentalidad establecida en las instituciones y fuerzas vivas de Córdoba, que saben que la cultura es algo en lo que merece la pena invertir. Efectivamente, este año se nota limitación en los recursos, pero como ya tenemos unos puntos de partida interesantes, con imaginación estamos supliendo bastante bien.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de mayo de 2010