"Pensamos que el programa del balneario era para ayudar a los hoteleros gallegos"

El presidente de Ruiz de la Prada alega que no sabía que era un "viaje social"

"Tenían nuestros carnés de identidad tres semanas antes y en ellos pone 'domicilio en Baleares'; si estaba limitado a residentes en Pontevedra tuvieron tiempo de decírnoslo". El presidente de Ágatha Ruiz de la Prada, Fernando Aguirre, niega categóricamente haber firmado declaración jurada alguna en la que asegurase estar censado en Pontevedra para colarse en un programa social de la Diputación. Lo mismo sostiene su hermano Miguel, quien también acudió al balneario de Sanxenxo y rellenó el formulario de otros siete acompañantes en los que, asegura, en absoluto se requería acreditar un vínculo con la provincia. "Pensamos que el programa era para ayudar a los hoteleros gallegos", señala.

El pasado lunes, la vicepresidente de la Diputación, Teresa Pedrosa, dijo a este diario que todos los participantes en esa estancia en un balneario de Sanxenxo subvencionada por la Diputación Provincial -ocho de los cuales están cesados en Baleares y Madrid - habían firmado una declaración jurada de estar censados en la provincia. Tanto ella como su presidente, Rafael Louzán, optaron ayer por un relato distinto.

"Todos pueden participar en este programa", aseguró Louzán, respondiendo a las críticas de su oposición en el organismo provincial. "También lo hizo un diputado del PSOE con todo el derecho", subrayó. No sólo por generar "riqueza y empleo" en el turismo, sino porque se trata de "fomentar y compartir experiencias entre distintos ciudadanos y no se exige requisito de rentas ni empadronamiento", agregó Pedrosa. Con todo, aclaró: "No es un programa para que los ricos de España vengan a disfrutar, financiado por la Diputación".

El momento más polémico del pleno, no obstante, tuvo nombre propio: Nidia Arévalo. Ante las preguntas de la oposición sobre el papel de la alcaldesa tránsfuga de Mos como anfitriona de sus invitados foráneos "en representación de la Diputación", Louzán reconoció no haber interpelado a la que fuera asesora suya en la institución porque no tiene "ninguna noticia" al respecto, aunque dijo que ha pedido a Pedrosa información sobre el asunto.

Arévalo -oficialmente expulsada del PP por pactar con tránsfugas- declaró la semana pasada a este periódico que no conocía a los turistas que participaron en el programa. Miguel Aguirre, hermano del directivo de la firma de moda, cuenta ahora que no sólo los conocía sino que los acompañó de Mos a Sanxenxo cuando pincharon una rueda de su coche. Sobre el hecho de que la Diputación no ponga límites de renta o empafronamiento a ese programa, Pedrosa zanjó: "Tampoco es justo que Amancio Ortega tenga derecho a recibir los 400 euros [del Gobierno] pero es lo que hay".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de mayo de 2010.