Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez imputa a otra concejal de Alhaurín de la Torre por el fraude en las oposiciones

La juez que investiga posible fraude en las oposiciones al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha imputado también en la causa de un presunto delito de prevaricación a la concejal de Personal María José Álvarez Muñoz, del PP, que deberá comparecer ante la instructora el próximo día 30. Un hijo de esta edil logró en 2008 una plaza como electricista en calidad de personal laboral, después de haber sido beneficiado con varios contratos temporales directos por el Consistorio, y puede tratarse de uno de los casos de irregularidades investigados por la juez.

Lejos de archivar el caso como vaticinó el alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova (PP), tras prestar declaración el pasado 3 de diciembre, la juez instructora ha ampliado las investigaciones con esta nueva imputación. Hasta ahora el alcalde era el único inculpado en el proceso, pese a que su defensa ha alegado que tenía delegadas todas las competencias sobre los procesos selectivos de personal en la junta de gobierno local. La causa, iniciada a instancias de la Fiscalía tras una denuncia de un ex trabajador del Ayuntamiento que hasta en cuatro ocasiones en las que se convocaron oposiciones en Alhaurín comunicó al ministerio público con antelación la relación de personas que aprobarían, acumula ya cuatro denuncias de distintos afectados por las presuntas irregularidades. Entre ellas, una opositora que alega que en la convocatoria para una plaza de técnico del Patrimonio no se exigió la titulación que el Instituto Andaluz del Patrimonio tiene reconocida como la adecuada. La plaza fue finalmente ganada por un ex concejal del PP.

Entre los beneficiarios de las contrataciones en Alhaurín de la Torre hay además de dos ex ediles del PP una serie de familiares y allegados de distintos cargos del partido. La trama consistiría en emplear primero de forma temporal y sin ningún tipo de procedimiento de selección con sucesivos contratos temporales que se van renovando. Una vez contratados, el Consistorio crea las plazas de personal fijo laboral acordes al perfil de los contratados, que al cambiar de catalogación siguen beneficiándose de nuevos contratos laborales. Según la denuncia, el propio Ayuntamiento incentivaba y pagaba la participación del personal así contratado en cursos de formación que luego serían valorados en los concursos para la adjudicación definitiva de las plazas. Y al final se convocan oposiciones para las plazas creadas hechas a la medida de los aspirantes con nombres y apellidos, según la denuncia. Es el caso del hijo de la concejal de Personal, que fue contratado por 16 días en 2004 como electricista y en junio de 2008 logró la plaza personal laboral. En la causa se investigan las contrataciones de 128 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de abril de 2010