Reportaje:Se apaga la gran llama olímpica

"El líder más intuitivo"

Los Reyes, presidentes como Zapatero, Sarkozy y Medvédev y Coe, dirigente de Londres 2012, ensalzan a "una figura emblemática"

El hospital Quirón, de Barcelona, se convirtió ayer en un hervidero desde el momento en que el doctor Rafael Esteban Mur, jefe de Medicina Interna, certificó el fallecimiento de Juan Antonio Samaranch a las 13.25. "Tenía una múltiple disfunción orgánica y era muy difícil que pudiera superarla", comentó el médico que acompañó al ex presidente del COI en sus últimas horas.

"Desde que el pasado domingo sufrió el shock cardiaco ya no recuperó la consciencia", explicó Juan Antonio Samaranch hijo; "tuvo una buena muerte: a los casi 90 años, con una carrera y una vida plena, se fue sin sufrir y sin hacer sufrir a nadie. Incluso en eso fue muy eficiente... Igual que en todo lo que hizo".

Más información

Las reacciones por el fallecimiento de Samaranch se multiplicaron a lo largo de la jornada. No se limitaron al mundo del deporte. La Familia Real española mandó telegramas de condolencia y, en un comunicado, don Juan Carlos y doña Sofía recordaron "la entrañable amistad" que les unía. También José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del Gobierno, calificó a Samaranch como "una de las figuras emblemáticas de representación de España".

Otros presidentes que se sumaron al reconocimiento general fueron el de Francia, Nicolas Sarkozy, y el de Rusia, Dmitri Medvédev. "Fue la persona que abrió el olimpismo a todos los deportistas y a todos los países", indicó el Eliseo en un comunicado presidencial; "contribuyó al refuerzo de la unidad y de la solidaridad olímpica al asociarla a las federaciones internacionales y a los deportistas para establecer la gobernabilidad del deporte mundial".

Medvédev lamentó también el fallecimiento de Samaranch y recordó que fue embajador español en su país: "Fue el portador genuino del espíritu del Movimiento Olímpico y un gran amigo de nuestro país". Desde Suiza, que alberga la sede del COI, llegó la reacción de Doris Leuthard, presidenta del Gobierno. "Fue un símbolo para los deportistas", indicó. Y el alcalde de Lausana, Daniel Brelaz, agregó: "Nuestra ciudad le debe mucho. Dinamizó el cantón de Vaud y nuestra región. Era caluroso, abierto y espontáneo".

En Atenas, la cuna de los Juegos, la bandera olímpica ondeó a media asta en el estadio Panathiakos. "Nos ayudó a conseguir los Juegos de 2004 y nunca lo olvidaremos", indicó Spíros Caprálos, director del comité organizador.

Thomas Bach, vicepresidente del COI, resaltó que Samaranch "asumió el liderazgo del Movimiento Olímpico en un momento en que estaba amenazado tras el boicoteo de 1980, lo modernizó y lo llevó a nuevas alturas. Salvó los Juegos de la destrucción y los convirtió en algo global".

El ex campeón olímpico de los 1.500 metros y actual presidente del comité organizador de los Juegos de Londres 2012, Sebastian Coe, se mostró desolado: "He perdido un amigo. Moldeó mi carrera desde los 20 años. Desafió a los detractores y defendió la autonomía del deporte. Era el líder más intuitivo que he conocido".

En Cataluña, La Caixa, entidad que Samaranch presidió entre 1987 y 1999, emitió una declaración institucional. "La huella que ha dejado está marcada por sus inmejorables dotes para alcanzar el consenso desde el respeto y la amabilidad", indicó Isidre Fainé, el presidente de la entidad. Y desde el RCT Barcelona, del que era socio número 1, su presidente, Albert Agustí, definió a Samaranch como "la figura más emblemática del deporte moderno".

El rey Juan Carlos y Juan Antonio Samaranch, en 2006 con ocasión de un congreso olímpico.
El rey Juan Carlos y Juan Antonio Samaranch, en 2006 con ocasión de un congreso olímpico.EFE

Los actos de hoy

- 10.00. El presidente de la Generalitat, José Montilla, recibirá a los hijos de Juan Antonio Samaranch, María Teresa y Juan Antonio, y a su compañera, Lluisa Sallent.

- 10.00-12.00. Capilla ardiente en el salón Sant Jordi, de la Generalitat, abierto para autoridades y miembros de federaciones internacionales.

- 12.00. Se abre la capilla ardiente para los ciudadanos hasta las 17.00.

- 17.00. El féretro será trasladado por deportistas y ex deportistas hasta la catedral de Barcelona, a unos 300 metros de la Generalitat.

- 18.00. Funeral en la catedral, con la presencia de la Familia Real.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de abril de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50