Fernando Roig avaló a Fabra un préstamo de 390.000 euros en 1996

El empresario Fernando Roig fue uno de los avalistas del presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, en un préstamo concedido por la Caja Rural Credicoop en 1996. La entidad concedió a Fabra algo más de 390.000 euros en un préstamo en el que figuran como avalistas la entonces esposa de Fabra, María Amparo Fernández, Fernando Roig, presidente del Villarreal, y Antonio Bonet, ex presidente del Castellón.

El préstamo, tal como señaló ayer la Cadena SER, se suscribió en 1996, apenas un año después de que Fabra accediera a la presidencia de la Diputación de Castellón, y se determinó que tendría un plazo de amortización de 10 años.

La existencia de este préstamo ya se conocía debido a que uno de los avalistas, Antonio Bonet, fue llamado a declarar al juzgado número 1 de Nules, donde se instruye el caso Fabra, por el que el presidente de la Diputación y del PP de Castellón está siendo investigado ante la posible comisión de varios presuntos delitos contra la Administración pública y fraude fiscal. Bonet fue interrogado entonces por un ingreso efectuado en una de las cuentas de Fabra y lo justificó asegurando que se trataba del pago de una cuota que cubría el impago del crédito que avalaba. El juzgado le requirió para aportar la documentación que acreditara dicho aval, que ahora se ha sabido que también suscribió Fernando Roig.

Pagos a Carmacas

En cualquier caso, ésta no es la primera ocasión en que el nombre del presidente del Villarreal sale en las diligencias del caso Fabra. La documentación presentada por el propio Fabra en el juzgado desveló que la empresa Cottocer, SL, que tiene como apoderado a Roig, facturó a Carmacas, la sociedad que el presidente del PP de Castellón formó con dos de sus hijos, 153.378,28 euros entre los años 2000 y 2002. Así, según estos documentos, la mercantil de Roig era una de las destinatarias de los trabajos de asesoramiento que, según dijo Fabra, realizaba a determinadas empresas a través de la mercantil que creó con sus hijos.

Tanto Roig como Bonet se encuentran en el círculo de amistades del presidente de la Diputación, institución que ha subvencionado durante años a los equipos de fútbol de los clubes que presidían. Además, ambos equipos se han beneficiado del patrocinio de Aeropuerto de Castellón, a través de la sociedad pública Aerocas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de abril de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50