Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Superior rechaza las acusaciones contra un candidato a la Audiencia de Guipúzcoa

La Sala de Gobierno del Tribunal Superior respondió ayer al informe que el pasado mes remitió al Consejo General del Poder Judicial el decano del Colegio de Abogados de Vizcaya, Nazario Oleaga, con el objetivo de poner en cuestión la idoneidad del magistrado conservador Juan Pablo González como candidato a la presidencia de la Audiencia de Guipúzcoa. A través de un comunicado, el máximo órgano del alto tribunal vasco mostró su "profundo disgusto" y su "inequívoco rechazo" al empleo de "descalificaciones personales" en un documento público, en especial cuando "no describen ni se fundan en actuaciones profesionales".

Oleaga acusó a González en su texto, fechado el 17 de marzo, de mantener "actitudes de trasfondo claramente político, alejadas de la prudencia" que debería exigirse a una persona de su cargo. Se refería a su polémica etapa como juez decano de Bilbao y vocal del Poder Judicial, cuando "su actitud demostró una indudable deriva, con un evidente alejamiento de las instituciones democráticamente elegidas en Euskadi, e incluso de la realidad social y cultural del país".

Mediante su comunicado de respuesta, la Sala de Gobierno reveló ayer su confianza en que el Colegio de Abogados "comparta el desacierto de los términos empleados" por su decano y reclamó que las valoraciones similares que se puedan hacer en un futuro se ciñan exclusivamente "a los méritos profesionales de los candidatos, o bien a la calidad de sus actuaciones jurisdiccionales y gubernativas".

La valoración del alto tribunal salió adelante con la unanimidad de su Sala de Gobierno, de mayoría conservadora. El texto aprobado, sin embargo, rebajó el tono del que había propuesto en un principio la Asociación Profesional de la Magistratura, verdadera impulsora de la iniciativa.

Juan Pablo González no resultó finalmente elegido presidente de la Audiencia guipuzcoana durante la votación que llevó a cabo el Poder Judicial en su último pleno. La negociación entre vocales conservadores y progresistas quedó bloqueada, lo que forzó un segundo proceso que ya se ha convocado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 2010