Corcobado presenta en Vigo su disco 'A nadie'

Camino de Madrid, para ensayar con la banda que le acompaña en sus directos, Javier Corcobado (Frankfurt, 1963) repasaba, a principios de semana, los dos años que vivió en A Coruña retirado de la música. La gira de presentación de su último disco, A nadie (2009), le trae de regreso a su antiguo hogar. El pasado miércoles actuó en Santiago, ayer en A Coruña y esta noche le toca Vigo (La Fábrica de Chocolate, 22.00 horas).

Este músico y compositor madrileño hijo de emigrantes se enfrenta a su densa trayectoria en la música y en la escritura, iniciada a mediados de los años ochenta, sin nostalgia. "Soy consciente de mi pasado pero no me pesa; sólo lucho contra la barriga", remata en carcajada. Dice que siempre se ha sentido un desclasado en busca de emociones. "Predomina lo vulgar y mediocre, por eso llega más alto quien tiene la capacidad de copiar y hacerlo pasar por propio; a mí lo único que me importa es el amor y el arte, salido del corazón o de la tripa".

En A nadie, las voces dolientes y atormentadas de sus letras se visten con un repertorio tímbrico fronterizo: copla, orquestas callejeras, rumba, boleros, rock, mariachis, aires escogidos "de entre el catálogo universal al que podemos ir todos". Además Corcobado ya está perfilando lo que será su próximo disco, con versiones de Sinatra, Nina Simone, José Alfredo Jiménez y Spacemen 3, entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de abril de 2010.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete