Un acto vandálico causa un vertido en el río Gafos

El río Gafos, a su paso por el municipio de Pontevedra, sufrió ayer un nuevo vertido después de que unos desconocidos arrojaran piedras "de diversos tamaños" en el colector de la parroquia de Tomeza el lunes por la tarde, lo que provocó la salida al cauce fluvial de aguas residuales, según explicó la concejal de Medio Ambiente Natural, la socialista Celia Alonso.

Técnicos de la firma concesionaria de los servicios de aguas y alcantarillado retiraron ayer más de media docena de guijarros que obstaculizaban el tubo, mientras la tapa del pozo se encontró tirada en el lecho del río. Fue necesario desplazar también un camión succionador a fin de retirar otros pedruscos que se habían colado por la canalización de saneamiento impidiendo la fluida circulación de las aguas. Alonso calificó el acto de "salvajada" y anunció una investigación para clarificar un suceso que ha causado la mortandad de decenas de peces.

El tramo afectado se había salvado de los numerosos vertidos que hasta ahora han castigado este cauce, contaminado por otro colector "parcialmente cegado" por el hormigón vertido durante las obras de construcción de la rotonda de O Marco, encargadas por la Xunta en 2008, tal y como subrayó la edil. Precisamente, el Ayuntamiento de Pontevedra adjudicó a Aquagest en marzo la sustitución de este tramo de 170 metros, entre O Marco y el puente de O Couto, por valor de 112.987,31 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de abril de 2010.