Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Telefilme

La nueva cara de la princesa de Éboli

Comienza el rodaje de la miniserie de Antena 3 con Belén Rueda y Hugo Silva

Si Julia Ormond interpretó a la poderosa y seductora Ana de Mendoza y de la Cerda, más conocida como princesa de Éboli, en la película de Antonio del Real La conjura de El Escorial (2008), ahora le toca el turno a Belén Rueda. La actriz de Mar adentro y El orfanato dará vida a esta aristócrata, centro de atención de la corte de Felipe II, en la nueva miniserie histórica de Antena 3, cuyo rodaje acaba de empezar.

El telefilme, de dos capítulos de 75 minutos cada uno, cuenta también con Hugo Silva y Eduard Fernández. Michelle Jenner, Roberto Enríquez, Nathalie Poza y Álex Angulo, entre otros, completan el reparto. Precisamente, a Enríquez los espectadores podrán verle esta noche en el telefilme de Telecinco La duquesa, en el papel de Luis Martínez de Irujo, primer marido de Cayetana Fitz-Stuart, duquesa de Alba.

Belén Macías, realizadora de series como La señora (TVE) o películas como El patio de mi cárcel, dirige esta producción de tono intimista sobre la historia de una mujer adelantada a su época -vivió en el siglo XVI-, independiente e inteligente, que no dudó en enfrentarse al poder político y al eclesiástico.

Después de dar a luz 10 hijos y enviudar, la princesa de Éboli vivió una apasionada historia de amor con Antonio Pérez (Silva), secretario de Felipe II (Fernández). El romance rescató a Ana del aburrimiento y le permitió manifestarse contra la moral imperante, e incluso contra el monarca, sobre quien Ana tenía gran influencia. La TV movie retrata también las intrigas de la corte, que la implicaron en el asesinato de Juan de Escobedo, secretario de Juan de Austria y hermano bastardo del rey.

Felipe II, sintiéndose traicionado por la hermosa princesa tuerta, terminó con ella de la forma más cruel. En 1579 ordenó que fuera encerrada en el Torreón de Pinto; en en 1581 fue trasladada a su Palacio Ducal de Pastrana (Guadalajara), donde murió en 1592. Acabó su vida sola, alejada de todos, incluido su amante, y desposeída de sus bienes y de la custodia de sus hijos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de abril de 2010