Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xàtiva cede a la Universidad Católica un antiguo instituto público

El Ayuntamiento de Xàtiva, gobernado por el PP, tiene previsto ceder un antiguo centro de educación secundaria, el IES Simarro, a la Universidad Católica San Vicente Mártir para que esta institución privada, de carácter conservador y confesional, instale una sede en la capital de La Costera. Hasta ahora sólo había trascendido la pretensión por parte del consistorio, aprobada en comisión, de solicitar a la Consejería de Educación la cesión de los terrenos y el edificio del Simarro, cuyos alumnos se han trasladado este curso a un centro de nueva planta, para dedicarlos a usos educativos, sin especificar cuáles.

Sin embargo, Cristina Suñer, concejal del Bloc, denunció ayer la intención del alcalde de ceder el complejo a la Universidad Católica, extremo que no fue negado ni confirmado desde el equipo de gobierno. No obstante, en la página web de esta institución ya se anuncia la oferta para el curso que viene de una sede en Xàtiva, en Camí dos Molins, ubicación del Simarro, en la que se ofertarán estudios de ciencias de la educación física y el deporte y educación primaria e infantil.

Las facilidades a los centros educativos privados no son nuevas en la ciudad. Este curso ha entrado en funcionamiento un colegio dependiente del British School Alzira en unos terrenos cedidos gratuitamente por el ayuntamiento. Y también se ha donado terreno a una escuela infantil privada pese a la carencia endémica de centros públicos de estas características en Xàtiva.

La nueva concesión a una entidad privada ha sido criticada en bloque por la oposición. "El Ayuntamiento no tiene por qué ceder unos terrenos y un edificio público a una institución privada cuya matrícula sólo estará al alcance de unos pocos privilegiados. Si la Universidad Católica quiere venir, que compre unos terrenos", señaló Suñer. Mientras, el portavoz del PSPV-PSOE, Roger Cerdà, tras criticar la decisión, planteó que sin duda "hubiera sido más positivo negociar con las universidades públicas valencianas para disponer de una extensión, tal y como han hecho en Gandia, Alcoi u Ontinyent".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de abril de 2010