La izquierda 'abertzale' rehúye pedir a ETA el cese de la violencia

El comunicado del nacionalismo radical decepciona a su asesor Brian Currin

La izquierda abertzale ha vuelto a defraudar las expectativas que ella misma había generado. Tras el comunicado del lunes de su asesor surafricano, Brian Currin -apoyado por cuatro premios Nobel-, en el que se solicitaba a ETA una "tregua permanente y verificable", los radicales han dado a conocer en las últimas horas un comunicado en el que rehúyen una petición expresa a la banda del cese de la violencia. Tampoco se espera un comunicado de ETA capaz de asumir un cese de la violencia incondicional.

El comunicado de la izquierda abertzale, del martes por la noche, valora "de forma positiva y en toda su dimensión" la declaración de Currin del pasado lunes y la agradece. La nota está por debajo de las expectativas creadas en los ambientes abertzales de que en torno al Aberri Eguna (Día de la Patria vasca, que se celebra el domingo) iba a emitir un comunicado con un emplazamiento a ETA sobre el final de la violencia. Pero es tal la insuficiencia del comunicado que ha pasado inadvertido.

Fuentes conocedoras del proceso interno de la izquierda abertzale señalan que, "una vez más, han perdido quienes, en su seno, estaban dando la batalla por mostrar una actitud más exigente hacia ETA". "Predomina el miedo en la izquierda abertzale a que ETA interprete que le está pidiendo la rendición. No está preparada aún para dar el paso que la mayoría de la sociedad vasca le exige", añaden las mismas fuentes.

La actitud de los herederos de Batasuna supone una "decepción" para su asesor surafricano, Brian Currin, que ha logrado comprometer la firma de cuatro premios Nobel y de personalidades representativas de los procesos de paz irlandés y surafricano. Currin ha fijado a la izquierda

abertzale un plazo, el de este año, para lograr resultados. En caso de no lograrlos, retirará definitivamente su asesoramiento.

Zapatero, al margen

Currin no ejerce como mediador, sino como exclusivo asesor de la izquierda

abertzale. Actúa al margen del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que incluso contempla con reticencia algunos de sus movimientos.

Su actuación en Bruselas para lograr el respaldo de los representantes irlandeses y surafricanos al comunicado de reclamación a ETA de una tregua eran bastante conocidos en los medios políticos. Sólo al eurodiputado del PP, Jaime Mayor Oreja, se le ocurrió interpretar ese movimiento como una nueva intentona de negociación del Gobierno con la banda terrorista. Pese a la evidencia de esa falsedad, aún no la ha rectificado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de abril de 2010.

Lo más visto en...

Top 50