'En moviment' sugiere saltar más allá del bipartidismo

40 colectivos se implican para cambiar el modelo político

Los periodistas Rosa Solbes y Antoni Rubio ejercieron ayer como portavoces de En moviment, una suerte de paraguas que persigue abarcar todos los movimientos sociales que militan al margen de los partidos políticos convencionales en causas tan diversas como la defensa de la salud pública, de la calidad de la atención de los enfermos mentales, de su barrio o del reconocimiento de los derechos de las víctimas del peor accidente de metro jamás registrado en Europa.

El grupo Rapsodes abrió y cerró con baile y rap callejero las intervenciones de una veintena de representantes de otros tantos colectivos que tomaron la palabra a las puertas de las Cortes Valencianas para subrayar que no acaban de sentirse representados por los partidos políticos de corte tradicional.

"¡Queremos dejar la Comunidad Valenciana del caso Gürtel y de la censura de Rus para vivir en un País Valenciano en positivo!", sentenció unos de los participantes. "Queremos ser el antídoto del bipartidismo", apostilló otra.

Portavoces de Salvem El Cabanyal, de grupos de inmigrantes, de gays y lesbianas, de Ca Revolta o de Per l'Horta reivindicaron un ámbito de decisión política abierto a la participación y desgranaron toda una sucesión de agravios de parte de las instituciones.

"A nosotros, ahí, nos han llegado a llamar terroristas", clamó Diego Gómez, de Escola Valenciana, "ellos, que quieren derribar barrios, que no pagan a los dependientes, que educan a nuestros hijos en barracones...".

Manuel Miralles, del Col·lectiu Ovidi Montllor en favor de la música en valenciano, sintetizó la idea que subyace a En moviment: "La única manera de evitar la destrucción sistemática de nuestro territorio, de nuestra cultura, de nuestra música, de nuestra sanidad, de todo aquello por lo que luchamos cada uno de nosotros, es unirnos".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

José Ignacio Pastor, representante del PSPV en el consejo de RTVV habló como portavoz de la Asociació Ciutadanía i Comunicació, para reivindicar el ágora como cuna de la democracia: "Como no tenemos el acceso a los medios públicos que garantiza la Constitución, tomamos la calle para comunicarnos".

Mònica Oltra, de Iniciativa del Poble Valencià, e Ignacio Blanco, de Esquerra Unida, se dejaron ver en segundo plano.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS