Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia deja en libertad a Permach, Álvarez y Aldasoro

La Audiencia Nacional concedió ayer la libertad condicional a los ex dirigentes de la ilegalizada Batasuna Joseba Permach, Joseba Álvarez y Juan Cruz Aldasoro. El tribunal considera que, debido a sus circunstancias laborales y familiares, el riesgo de que se fuguen o de que vuelvan a cometer los delitos por los que se les investiga se han reducido, y tiene en cuenta la excesiva duración de la causa, por lo que decreta su libertad bajo fianza de 50.000 euros. Los magistrados, sin embargo, denegaron la excarcelación de Arnaldo Otegi en ese mismo caso el jueves.

Otegi, Permach, Álvarez y Aldasoro fueron enviados a prisión el 7 de octubre de 2007 tras una operación en la que se impidió la reorganización de la Mesa Nacional de Batasuna. Los agentes irrumpieron en un local del municipio guipuzcoano de Segura y detuvieron a los 23 miembros del órgano de dirección de la formación ilegalizada por orden del juez Baltasar Garzón, que días después mandó a prisión a 17 de ellos bajo la imputación de integración en organización terrorista.

Al poner ahora en libertad a Permach, Álvarez y Aldasoro, la sección segunda de la Audiencia tiene en cuenta que la causa se está dilatando en su tramitación y que ese retraso, según el informe del fiscal, "tendrá reflejo en la petición de imposición de penas", recogida en el escrito de acusación. Ese escrito, según fuentes del Ministerio Público, estará listo tras las vacaciones de Semana Santa. La fiscalía reducirá su petición porque, según su informe, citado en la resolución de la Sala, los retrasos del caso "no pueden repercutir negativamente en la situación personal" de los procesados.

Comparecencias

Además de la fianza, los magistrados imponen a los tres ex dirigentes de Batasuna comparecencias semanales en el juzgado más próximo a su domicilio, la obligación de no salir de España y la entrega del pasaporte. La Sala también les prohíbe realizar "reuniones, manifestaciones, actos públicos, formación de grupos, coaliciones o partidos políticos de características idénticas o cualitativamente similares a los partidos ilegalizados por el Tribunal Supremo Batasuna, Herri Batasuna y Euskal Herritarrok, así como los declarados sucesores de su actuación".

Los tres hicieron efectivas sus fianzas ayer mismo. Permach y Álvarez abandonaron a primera hora de la tarde las cárceles de Sevilla y Logroño. Aldasoro salió de la prisión de Puerto III (Cádiz) sobre las cinco de la tarde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de marzo de 2010